Rusia calificó de fiasco épico provocación británica en mar Negro

Portavoz de la cartera de Defensa de Rusia, general de división Igor Konashenkov. Foto EFE

El Ministerio de Defensa ruso consideró un fiasco épico y una mancha oscura en la reputación de la Armada Real por mucho tiempo, la provocación del destructor británico Defender en el mar Negro, refiere Prensa Latina.

El portavoz de la cartera de Defensa de Rusia, general de división Igor Konashenkov, instó a las autoridades militares estadounidenses y al mando de las fuerzas navales británicas a guiarse por el sentido común cuando envíen sus barcos de guerra al mar Negro.

Los llamó a no experimentar en vano con el destino, siguiendo a los «almirantes de la flota de mosquitos» ucranianos, sino «guiénse por la razón», dijo.

Subrayó que el ex contraalmirante estadounidense y analista John Kirby, quien calificó el incidente como desinformación, está muy consciente de que el destructor Defender en cualquier parte del mar Negro «es solo un objetivo gordo» para los complejos antinavales rusos que protegen de forma fiable la seguridad de Crimea.

Konashenkov señaló que el Pentágono «negó frenéticamente lo obvio», incluso después de que Rusia publicó un vídeo del tiroteo de advertencia y evidencia directa de la tripulación del destructor.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia protestó la víspera ante la embajadora británica en esta ciudad, Deborah Bronnert, por la violación de la frontera marítima de este país por un destructor del Reino Unido en el mar Negro.

Las acciones provocadoras y peligrosas del buque de la Armada británica en el mar territorial de Rusia son consideradas por la Cancillería rusa como un incumplimiento grave de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, señaló el comunicado presentado a la diplomática.

«Se presta especial atención al hecho de que en caso de que se repitan tales provocaciones, toda la responsabilidad por sus posibles consecuencias recaerá enteramente en la parte británica», apuntó la protesta.

El 23 de junio, el Ministerio de Defensa ruso informó que el destructor de la Armada británica Defender violó la frontera estatal y entró en el mar territorial cerca de Cabo Fiolent.

La Flota del Mar Negro, junto con los guardias fronterizos rusos, detuvo la violación de la frontera por parte del destructor: primero se advirtió al barco sobre el uso de armas y luego se llevó a cabo un fuego de advertencia.

Después de eso, un caza Su-24M lanzó bombas en la ruta del destructor.

Los sucesos fueron negados por Londres, a pesar de que existen vídeos, fotos e información fidedigna sobre el hecho.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com