InicioMundoRusia: guerra beneficia a EEUU, a fabricantes de armas y a la...

Rusia: guerra beneficia a EEUU, a fabricantes de armas y a la OTAN

Europa compra gas gringo y suben 40% acciones de empresas estadounidenses fabricantes de armas

El embajador adjunto de Rusia, Dmitry Polyanskiy, dijo este martes ante el Consejo de Seguridad, que el conflicto en Ucrania está beneficiando a Estados Unidos, que vende su gas a Europa; a los fabricantes de armas estadounidenses y a los países del flanco oriental de la OTAN, que está aprovechando para deshacerse de viejo armamento, reseñan agencias.

Para el embajador, que intervino en una nueva reunión del consejo dedicada a Ucrania, esta guerra está sirviendo a los países occidentales «para librar una guerra por delegación, mientras que ustedes (occidentales) necesitan a los ucranianos como carne de cañón pero no se olvidan de sus intereses», dijo.

Entre estos intereses citó los de las empresas armamentísticas «cuyas acciones subieron un 40 % en las primeras semanas de la ofensiva», pero también a los países del este europeo «felices porque se deshacen de viejo armamento soviético que saben que el ejército ruso destruirá y así no tienen que reciclarlo, mientras la OTAN les promete nuevo material».

Aludió también al efecto de las sanciones contra Rusia, en virtud de que son los europeos los más afectados, viéndose por ejemplo obligados a comprar el gas estadounidense en lugar del ruso, señala EFE.

Asimismo, puso en duda la eficacia del embargo contra Moscú. «La economía rusa está yendo muy bien, como todo el mundo sabe -afirmó- considerando los nuevos ámbitos de desarrollo y los nuevos socios», sostuvo. 

Numerosos países rechazan la operación militar que Rusia inició el 24 de febrero pasado en Ucrania, y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales que buscan infligirle a la economía rusa el mayor daño posible.

El objetivo del operativo según ha explicado el presidente ruso Vladimir Putin es proteger a la población de Donbass de los abusos y el genocidio de Kiev durante los últimos ocho años, además de “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania.