InicioMundoRusia llama a desarrollar cooperación financiera en el BRICS tras sanciones

Rusia llama a desarrollar cooperación financiera en el BRICS tras sanciones

Moscú advirtió que las restricciones de importación están afectando a la economía mundial

El Gobierno de Rusia aspira reforzar los lazos económicos dentro de los países del grupo BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- tras las sanciones impuestas en su contra por la operación militar en Ucrania.

El ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, aseveró que «la crisis actual es artificial», y los países del BRICS «tienen todas las herramientas necesarias para mitigar las consecuencias para sus economías y la economía mundial en general».

Advirtió que las sanciones contra Moscú no solo socavan el sistema global monetario existente, sino que también afectarán «significativamente» a la economía, en primer lugar, de los países en desarrollo y de bajos ingresos.

«Las prohibiciones de facturación, la interrupción de las cadenas de producción y suministro, los controles de exportación y las restricciones de importación están afectando a la economía mundial», indicó.

Siluánov afirmó que las restricciones financieras impuestas contra Rusia destruyen el sistema monetario internacional basado en el dólar estadounidense.

«Esto nos empuja a agilizar el trabajo en las siguientes áreas: el uso de monedas nacionales en las operaciones de exportación y de importación, la integración de sistemas de pago y tarjetas, nuestro propio sistema de mensajería financiera y la creación de una agencia de calificación independiente BRICS», dijo.

Tras la operación militar Rusia en Ucrania, el pasado 24 de febrero, la Unión Europea (UE) y países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Japón han aplicado sanciones contra Moscú que involucran al sector financiero, transporte, ciencia y tecnología, congelamiento de activos, cierre de espacio aéreo, entre otros.

El pasado 7 de abril, el primer ministro de Rusia, Mijaíl Mishustin, afirmó que la economía del país necesita al menos seis meses para adaptarse a las condiciones creadas por las sanciones.

El jefe del Gabinete destacó que las nuevas sanciones «tienen una envergadura sin precedentes, su número supera a las restricciones impuestas a cualquier otro país, en total ya son más de 6.000».