InicioMundoRusia retira tropas de frontera con Ucrania tras concluir ejercicios militares

Rusia retira tropas de frontera con Ucrania tras concluir ejercicios militares

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este martes que las unidades militares del oeste y del sur, concentradas a lo largo de las fronteras con Ucrania, retornarán a sus bases tras concluir una parte de los ejercicios militares realizados en conjunto con Bielorrusia.

“Las unidades de las circunscripciones militares Oeste y Sur que cumplieron sus misiones ya empezaron a montar en trenes y camiones, y hoy se dirigirán a sus guarniciones”, dijo el vocero del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, en declaraciones recogidas por EFE.

La retirada de las tropas fue vista de forma positiva por algunos países como Alemania, cuyo canciller Olaf Scholz calificó la acción como “una buena señal”, tras reunirse este martes con el presidente ruso, Vladimir Putin.

De acuerdo con Konashenkov, las tropas regresarán a sus bases “cuando finalicen los ejercicios de entrenamiento de combate” y precisó que algunos ejercicios todavía están en curso.

Se tiene previsto que las unidades de la circunscripción militar Este y fuerzas aerotransportadas, que intervienen en los ejercicios “Determinación aliada-2022” en Bielorrusia, permanezcan hasta este domingo 20 de febrero.

Según estimaciones, Rusia tiene desplegados más de 100.000 soldados a la largo de la frontera con Ucrania, lo que ha generado una ola de tensiones con Kiev, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Estados Unidos y algunos países de occidente.

Pese al despliegue militar, Rusia ha reiterado en más de una oportunidad que no desea invadir Ucrania y aboga por el espacio diplomático para resolver el conflicto.

Putin: Rusia no quiere guerra

En un encuentro oficial en Moscú con el canciller alemán Scholz, el presidente Putin confirmó la retirada parcial de tropas y subrayó que los futuros pasos de Rusia dependerán de la situación “sobre el terreno”.

¿Si queremos una guerra (en Europa)? Por supuesto que no”, dijo Putin tras finalizar la reunión, al tiempo que reiteró que la expansión de la OTAN y la aspiración de Ucrania de formar parte de la alianza eran una amenaza para Rusia.

“¿Cómo va a actuar Rusia? Según el plan. ¿Y de qué se compone ese? De la situación real en el terreno”, dijo, para añadir: “Quién puede decir cómo se desarrollará la situación? Nadie, por ahora. Depende no solo de nosotros”.

Tras mencionar el bombardeo de la OTAN a Yugoslavia en 1999, Putin agregó que para evitar una nueva guerra Rusia ha iniciado negociaciones acerca de la seguridad europea, cuyo resultado debe ser un acuerdo que responda a los intereses de todas las partes.

Por ello, dijo, su país continúa abierto al diálogo, siempre y cuando atienda las principales preocupaciones de seguridad rusas, que incluyen la no ampliación de la OTAN hacia el este.

OTAN y occidente

Motivado al retiro de las tropas rusas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo este martes desde Bruselas que ve señales para un “optimismo cauto” por las muestras de Moscú a seguir la vía diplomática.

Sin embargo, señaló que aún no detecta síntomas de que se esté produciendo una desescalada real en la frontera.

A la par, en un encuentro telefónico los presidente de Francia, Emmanuel Macron, y de Estados Unidos, Joe Biden, calificaron el anuncio de Moscú de “primer signo alentador”, aunque insistieron en la necesidad de “verificar” el inicio del repliegue.

“Las maniobras rusas no han acabado (…) hay un indicio, pero el dispositivo militar ruso sigue siendo muy impresionante y para que vuelvan la confianza y la calma debe ser netamente reducido”, dijo la Presidencia de Francia en un comunicado.

Por su parte, el canciller alemán saludó el retiro de tropas y dijo que espera que sigan replegándose. Añadió que”hay suficientes bases de discusión” con Rusia “para que las cosas evolucionen positivamente”.

La retirada de algunas tropas también fue bien recibida en Ucrania, cuyo ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, aseguró que su país, junto a sus aliados occidentales había “logrado impedir una nueva escalada rusa”, refiere AFP.

“Si de verdad se trata de una pequeña desescalada” entonces “sería una excelente noticia”, afirmó por su parte el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares.

Blinken pide una desescalada “verificable y creíble”

En un contacto telefónico, el canciller ruso Serguéi Lavrov instó a su homólogo estadounidense, Antony Blinken, a un “diálogo pragmático” sobre las tensiones referentes a Ucrania.

Por su parte, Blinken pidió a Lavrov una “desescalada verificable, creíble y significativa” en la frontera con Ucrania, según un comunicado del Departamento de Estado.

“(Blinken) señaló que, aunque cualquier nueva agresión rusa contra Ucrania provocaría una respuesta transatlántica rápida, severa y unida, seguimos comprometidos con un camino diplomático y creemos que sigue habiendo una oportunidad para resolver la crisis pacíficamente”, agregó el portavoz Ned Price.

Pese a las insinuaciones de la OTAN y los países occidentales, Rusia ha reiterado que no desea una guerra con Ucrania. Entre las exigencias de Moscú está que Kiev no sea añadida a la OTAN, lo que supondría una amenaza para su seguridad, según refieren funcionarios rusos.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, denunció este martes una campaña occidental «absolutamente sin precedentes orientada a provocar tensiones» y que la «histeria no tiene ninguna base», sentenció.