Senadores piden suspensión de cuentas de Bolsonaro en redes sociales

Presidente Jair Bolsonaro/AFP

La comisión del Senado que investiga la gestión del gobierno de Brasil durante la pandemia pidió este martes a la corte suprema y a la fiscalía general suspender el acceso del presidente Jair Bolsonaro a sus cuentas de Youtube, Twitter, Facebook e Instagram hasta nueva orden. 

El pedido se da después de que el mandatario ultraderechista mencionara el jueves en una conexión en directo una información falsa que asocia la vacuna anticovid con el sida. El video fue posteriormente retirado de Facebook, Instagram y Youtube. La plataforma de videos decidió además suspender el canal de Bolsonaro por una semana.

El texto, presentado por el vicepresidente de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), el senador Randolfe Rodrigues, pide «la suspensión cautelar» del acceso de Bolsonaro a sus cuentas «para evitar la destrucción de pruebas».

Fue aprobado poco antes de que los miembros de la CPI voten el informe en que se recomienda inculpar al mandatario de una decena de delitos, entre ellos «crímenes contra la humanidad», por la gestión del gobierno de la pandemia, que se cobró 605.000 vidas en Brasil.

Además, pide la quiebra del «sigilo telemático» para que Google, propietaria de Youtube, Facebook y Twitter, suministre informaciones de las cuentas del mandatario en sus redes.

Bolsonaro, un escéptico de las medidas de distanciamiento y de los antígenos anticovid, mencionó el jueves pasado la existencia de una información falsa que dice que hay informes oficiales del gobierno del Reino Unido que «sugieren» que los totalmente vacunados están desarrollando la enfermedad del sida «mucho más rápidamente de lo previsto».

La información fue desmentida por el gobierno británico al servicio de fact-checking de la AFP.

El texto pide también que el mandatario «se retracte en cadena nacional, desmintiendo la correlación entre la vacunación contra el coronavirus y el desarrollo del sida», so pena de una multa de 50.000 reales (unos USD 9.000) por cada día de incumplimiento.

«No podemos tolerar más ese tipo de comportamiento», escribió Rodrigues en el texto, en el que acusa a Bolsonaro de «seguir con su política de desinformación y generación de un pretendido caos social».

El mandatario suele ser acusado de difundir noticias falsas. En agosto, el Supremo Tribunal Federal decidió investigarlo por crímenes de «calumnia» e «incitación al crimen», entre otras causas relacionadas con sus cuestionamientos sin pruebas del sistema de votación electrónica en Brasil.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>