Tribunal en EEUU autoriza demanda de la Cámara Baja contra Trump

Un tribunal federal estadounidense autorizó hoy a la Cámara de Representantes continuar su demanda que impugna el desvío de fondos que hizo el presidente Donald Trump, para pagar su polémico muro en la frontera con México, reseña Prensa Latina.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia proclamó por decisión unánime que dicha instancia legislativa tiene capacidad legal para demandar al jefe de la Casa Blanca por usar dinero que el Congreso asignó para otros fines.

El caso ahora regresa a un tribunal inferior, donde los congresistas demócratas argumentarán que desviar los fondos violó la doctrina de la separación de poderes establecida en la Constitución de Estados Unidos.

El muro, rechazado por amplios sectores de la sociedad norteamericana, fue la principal promesa de campaña de Trump para los comicios presidenciales de 2016, y en ese momento insistió en que México lo pagaría, aunque el vecino país nunca estuvo de acuerdo con eso y no lo ha hecho.

El panel de tres jueces citó un fallo del 7 de agosto del mismo tribunal de que un panel de la Cámara Baja podría demandar para hacer cumplir una citación emitida al exabogado de la Casa Blanca, Don McGahn, pero ese caso después se desestimó por otros motivos.

En febrero de 2019, después de una prolongada batalla política y un cierre del gobierno por falta de fondos, el Congreso aprobó mil 380 millones de dólares para la construcción de una ‘cerca primaria para peatones’ a lo largo de la frontera en el sureste de Texas, muy por debajo de las demandas de Trump.

Para obtener recursos adicionales para el muro, Trump declaró una emergencia nacional y dijo que planeaba desviar 601 millones de un fondo de decomiso del Departamento del Tesoro, dos mil 500 millones destinados a programas del Departamento de Defensa y tres mil 600 millones de proyectos de construcciones militares.

A pesar de fuertes cuestionamientos a esta obra, durante la campaña para las presidenciales de noviembre de 2016, Trump tuvo entre sus principales promesas erigir esa barrera a lo largo de los tres mil kilómetros de frontera entre ambos países.

Lo hizo con el pretexto de que los inmigrantes que entran por esa zona cometen delitos y provocan gastos millonarios a los contribuyentes de Estados Unidos, argumento rechazado por las autoridades mexicanas y entidades de derechos civiles a ambos lados de la frontera común.

A principios de este mes, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, achacó a la campaña electoral en el vecino país las declaraciones del mandatario estadounidense en las que reiteró la idea de que México pagará la construcción del muro fronterizo.

Lopez-Obrador añadió que en períodos electorales en cualquier parte del mundo se exacerban los ánimos.

ENLACES PATROCINADOS