Trump sobre cambio climático: No creo que la ciencia sepa

Incendios arrasan miles de hectáreas en EEUU / EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a mostrarse hoy como un negacionista del cambio climático y cuestionó los conocimientos científicos sobre el tema, durante una visita a California para evaluar el impacto de incendios forestales, reseña Prensa Latina.

Durante una reunión informativa con autoridades locales y federales en McClellan Park, el mandatario republicano se opuso a la afirmación de un alto funcionario de que el cambio climático es la razón principal detrás de los siniestros que ya quemaron más de tres millones de acres (12 mil kilómetros cuadrados) este año en el estado.

Pese al criterio de especialistas y la creciente evidencia de que los fuegos se han vuelto más grandes y destructivos debido a ese fenómeno, el jefe de la Casa Blanca no admite tales criterios y atribuye los fuegos a un mal manejo forestal.

En el encuentro de este lunes, el secretario de Recursos Naturales de California, Wade Crowfoot, instó al presidente a reconocer que el cambio climático, y no solo el manejo de la vegetación, es el principal impulsor de los incendios forestales.

Creo que queremos trabajar con usted para reconocer realmente el clima cambiante y lo que significa para nuestros bosques y trabajar en conjunto con esa ciencia, porque si la ignoramos y ponemos la cabeza en la tierra y pensamos que se trata de la gestión de la vegetación, no vamos a tener éxito juntos en la protección de los californianos, le dijo Crowfoot a Trump.

‘Empezará a ponerse más fresco, solo mire’, replicó el gobernante, sin mencionar ninguna prueba o argumento científico para tal afirmación, a lo que el secretario manifestó: ‘ojalá la ciencia estuviera de acuerdo con usted’.

‘Bueno, no creo que la ciencia lo sepa, en realidad’, respondió entonces Trump, cuya administración es continuamente criticada por expertos y grupos ecologistas debido a la adopción de políticas consideradas perjudiciales para el medio ambiente.

Presidente Trump en el aeropuerto Sacramento McClellan, en McClellan Park, California, EEUU / EFE.

El gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, también enfatizó en el papel que juega el cambio climático en avivar los incendios.

Creemos que los puntos calientes se están volviendo más calientes, los secos se están volviendo más secos. Venimos desde una perspectiva, humildemente, en la que afirmamos que la ciencia de que el cambio climático es real. Por favor, respete la diferencia de opinión aquí con respecto al tema fundamental del cambio climático, le dijo al presidente.

Absolutamente, respondió Trump, quien una vez llamó al cambio climático un ‘engaño’ y en 2012 lo descartó como un concepto ‘creado por los chinos con el fin de hacer que la producción industrial de Estados Unidos no sea competitiva’.

Newsom señaló, además, que la mayor parte de la tierra de California es propiedad del gobierno federal, y que la administración Trump, no solo los funcionarios estatales, debe asumir la responsabilidad de mejorar el manejo forestal.

Por otra parte, el presidente Donald Trump ignoró el consenso científico de que el cambio climático está jugando un papel central en los infiernos históricos de la Costa Oeste y renovó su afirmación infundada de que la falta de rastrillo de bosques los suelos y la madera muerta clara son los principales culpables, según reseña la agencia AP.

Los incendios amenazan con convertirse en otro frente en la candidatura a la reelección de Trump, que ya enfrenta obstáculos debido a la pandemia del coronavirus, el desempleo y el malestar social. Su retador demócrata, Joe Biden, en su propio discurso el lunes dijo que la destrucción y el creciente número de muertos en California, Oregon y Washington requieren un liderazgo presidencial más fuerte y etiquetó a Trump como un «incendiario climático».

Trump viajó al norte de California para ser informado por el gobernador demócrata Gavin Newsom y otros funcionarios estatales y federales. En un momento, el secretario de la Agencia de Recursos Naturales del estado, Wade Crowfoot, instó al presidente a «reconocer el clima cambiante y lo que significa para nuestros bosques».

«Si ignoramos esa ciencia y ponemos la cabeza en la arena y pensamos que todo se trata de la gestión de la vegetación, no vamos a tener éxito juntos protegiendo a los californianos», agregó Crowfoot.

Trump respondió: «Empezará a ponerse más fresco, solo mira».

Trump desestima cambio climático en visita a una California devastada por incendios

El mandatario llegó este lunes a la capital estadal Sacramento para informarse sobre la situación en la zona antes de retomar sus actividades de campaña para las elecciones del 3 de noviembre, reporta la agencia AFP.

Las decenas de focos que arrasan la costa oeste desde hace días han dejado al menos 35 muertos desde el inicio del verano boreal, 27 de ellos en la última semana en los estados de Washington, Oregón y California.

En total, unas cinco millones de hectáreas han sido arrasadas por al fuego en la costa oeste, lo que ha llevado a líderes demócratas a insistir en la necesidad de luchar contra el cambio climático, un tema sobre el que el presidente se ha mostrado escéptico.

La temporada de los fuegos dura en teoría hasta noviembre.

El gobernador Gavin Newsom dijo al mandatario en una reunión que «el cambio climático es real y ha exacerbado esto».

«Lo caliente se está volviendo más caliente, lo seco, más seco», indicó el gobernador.

Pero Trump, tachado de «pirómano climático» por su rival demócrata Joe Biden, lo contradijo y aseguró que el clima «comenzará a enfriarse». «Sólo espera», le dijo a Newsom.

«Desearía que la ciencia concordara con usted», terció Wade Crowfoot, jefe de la Agencia de Recursos Naturales de California, también presente en el encuentro.

El consenso científico dice que la magnitud de esos fuegos está vinculada al cambio climático, que agrava una sequía crónica y provoca condiciones meteorológicas extremas.

El calentamiento global amplifica las sequías, creando condiciones ideales para que los incendios forestales se extiendan sin control y causen daños sin precedentes.

Pero Trump insiste que los fuegos son el resultado de una supuesta mala gestión de los bosques en estos estados, que están controlados por el partido opositor.

«Tenemos que hacer mucho con la gestión de los bosques», dijo al llegar a California, donde también participó de una ceremonia a favor de la Guardia Nacional.

Newsom reconoció que hace falta una mejor gestión, pero indicó que la mayor parte de los bosques están ubicados en tierras federales.

«Peligroso»

En California, el fuego se han cobrado 16 víctimas en la última semana, 14 de ellas en el condado de Butte, escenario en noviembre de 2018 de incendios que arrasaron la ciudad de Paradise.

Los incendios ya habían dejado ocho muertos en agosto en ese estado.

Los residentes de Arcadia, en las afueras de Los Ángeles, recibieron la orden de evacuar el domingo a medida que el cercano Bobcat Fire se extendía hacia el sur a través de un terreno boscoso hacia la metrópoli.

«Esta es la primera vez que me ordenan evacuar», dijo a la AFP Chuan Mao, residente de la vecina Monrovia. «Nunca antes en 30 años que vivo aquí, primera vez».

En Oregón, por su parte, se han reportado 10 fallecidos por los incendios.

En Mehama, al este de la capital estatal, Salem, la policía ha limitado el acceso a las ciudades de Mill City y Lyons, evacuadas ante el avance de los incendios. Largas filas de autos esperaban envueltas en una niebla densa. Muchos de sus conductores eran agricultores que querían regresar para alimentar a sus animales.

«La policía nos desaconsejó hacerlo porque es peligroso», dijo a la AFP Elaina Early, una habitante de esa pequeña ciudad atravesada por las llamas. «La casa está en pie, pero nos vamos a ir porque las condiciones no son nada buenas».

Más de 400.000 hectáreas de bosque ardieron en Oregón, el doble de lo que suele incendiarse cada año, dijo la gobernadora Kate Brown al canal CBS el domingo. Las autoridades pidieron a unos 500.000 habitantes que evacuaran sus hogares, y 40.000 ya lo han hecho.

En el estado de Washington, la última víctima registrada fue un bebé.

La calidad del aire por su parte en ciudades como Portland (Oregón), Seattle (Washington) y San Francisco (California) se ha visto afectada al punto que están entre las más contaminadas del mundo este lunes, según la clasificación de la compañía IQAir.

«Pirómano climático»

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, llamó este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, «pirómano climático» por sus políticas medioambientales, en medio de la ola de incendios que arrasa el oeste del país, reseña EFE.

«Los incendios están quemando los suburbios en el oeste (de EE.UU.), las inundaciones acaban con los barrios suburbanos del medio oeste, los huracanes hacen peligrar la vida suburbana a lo largo de nuestra cosa. Si tenemos cuatro años más de negación (de la crisis) climática de Trump ¿Cuántos barrios de las afueras acabarán quemados?», dijo Biden en un discurso en Wilmington (Delaware), donde reside.

«¿Cuántos suburbios tendrán que inundarse? ¿Cuántos suburbios tendrán que desaparecer por las grandes tormentas para dar a un pirómano climático cuatro años más en la Casa Blanca?», preguntó el que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

Biden consideró que EE.UU. necesita un presidente que respete la ciencia y que comprenda que la crisis climática ya está aquí.

Candidato demócrata Joe Biden, en California, EEUU / EFE.

«A menos que tomemos acciones urgentes va a ser catastrófico», advirtió el progresista, quien recordó que Trump piensa que la crisis climática es «una falsedad».

En ese sentido, afirmó que si es elegido como presidente en las elecciones del próximo 3 de noviembre intentará solucionar el problema del calentamiento global y esbozó una serie de medidas que pondrá en funcionamiento para crear «una nación más fuerte, más resistente al clima».

«Veo un EE.UU. fabricando, a trabajadores estadounidenses luchando para liderar el mercado global, a agricultores haciendo agricultura, la primera en el mundo en lograr cero emisiones y, en el proceso, ganando nuevas fuentes de ingresos», auguró.

«Cuando Donald Trump piensa en bombillas LED -agregó-, dice que no le gustan porque la luz no es buena, le hacen parecer siempre naranja».

Biden adelantó que, de ser elegido presidente, hará que el país regrese de nuevo al Acuerdo del Clima de París, del que Trump se retiró.

«Haré que estemos de nuevo liderando el mundo en cambio climático», prometió el aspirante demócrata.

Desde que llegó al poder en 2017, Trump ha dado marcha atrás a numerosas medidas contra la crisis climática, al ordenar la retirada de EE.UU. del Acuerdo de París sobre el clima, desregular las emisiones de las centrales térmicas de carbón y relajar las exigencias de eficiencia energética de los vehículos.

Trump visita este lunes California para comprobar de primera mano la situación por los incendios, que desde agosto han ocasionado la muerte de una treintena de personas no solo en este estado, sino también en Oregón y Washington, además de decenas de miles de evacuados y varios desaparecidos.

En las últimas semanas, el presidente ha advertido del supuesto peligro que los demócratas suponen para los habitantes de las zonas del extrarradio de ciudades en EE.UU. con sus políticas para fomentar el acceso a viviendas con precios asequibles, en un intento de captar al electorado blanco que reside en las afueras de las urbes.

Rechazos a Trump por ecologistas

Más de 170 personalidades de organizaciones ambientalistas pidieron hoy a los votantes estadounidenses votar el 3 de noviembre por el candidato demócrata Joe Biden, para castigar al presidente Donald Trump, quien aspira a reelegirse.

Refiere Prensa Latina, que entre los firmantes están el fundador de la celebración del Día de la Tierra, Denis Hayes, el coordinador de la organización Acción Ambiental, Peter Harnik, y el exdirector ejecutivo de la entidad ecologista Sierra Club, Carl Pope.

Howie Hawkins ha clasificado para la boleta de las elecciones de noviembre en 31 estados y en la capital estadounidense, aunque las encuestas indican que en comparación con los comicios de 2016, en 2020 un porcentaje menor de votantes a nivel nacional se inclina a favorecer a un tercer partido.

Uno de los firmantes del texto, Diane MacEachern, dijo que la reelección de Trump significaría el agravamiento de la situación que en el plano ecológico afronta el país.

No existe un problema ambiental de los que enfrentábamos cuando Trump llegó a la presidencia hace tres años y medio que esté en mejor forma actualmente, y si resulta reelecto todo será peor, añadió McEachern a la publicación Daily Beast.

Por otra parte, a principios de este mes 81 personalidades que recibieron el Premio Nobel desde 1975 también expresaron su apoyo al candidato presidencial demócrata Biden, en una carta abierta.

Los firmantes de la misiva destacan el profundo aprecio del exvicepresidente «por utilizar la ciencia con el fin de encontrar soluciones a los problemas del país».

En ningún momento en la historia de nuestra nación hubo mayor necesidad de que nuestros líderes valoren la importancia de los científicos en la formulación de las políticas públicas, destaca el texto.

Enlaces patrocinados