InicioMundoUna bacteria común está provocando alrededor de 150.000 muertes de bebés

Una bacteria común está provocando alrededor de 150.000 muertes de bebés

Una bacteria común llamada estreptococo del grupo B (GBS) está provocando alrededor de 150.000 muertes de bebés cada año. Esta bacteria puede ser transmitida en el útero, durante el parto o en las primeras semanas de vida.

A través de un nuevo informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM) se reveló el alarmante impacto global de esta bacteria que también ha provocado más de medio millón de nacimientos prematuros y una discapacidad significativa a largo plazo.
El informe hace un llamado urgente al desarrollo de vacunas maternas contra el GBS para reducir este número, y enfatiza que podrían ser altamente rentables, con importantes beneficios para la salud, en todas las regiones del mundo.

El autor del informe, Phillipp Lambach, oficial médico del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS,  dijo que «esta nueva investigación muestra que el estreptococo del grupo B es una amenaza importante y subestimada para la supervivencia y el bienestar de los recién nacidos, que tiene efectos devastadores para tantas familias en todo el mundo . La OMS se une a sus socios para pedir el desarrollo urgente de una vacuna materna contra el GBS, que tendría grandes beneficios en los países de todo el mundo».

Reveló la OMS, en boletín de prensa, que se están desarrollando varias vacunas candidatas contra el GBS, pero aún no hay ninguna disponible, a pesar de haber estado en proceso durante varias décadas.

La vacunación materna podría salvar la vida de cientos de miles de bebés en los próximos años, pero 30 años después de que se propuso por primera vez, el mundo no ha entregado una vacuna.

Un promedio del 15% de todas las mujeres embarazadas en todo el mundo, casi 20 millones al año, portan la bacteria GBS en la vagina, generalmente sin síntomas. Luego, puede transmitirse de una mujer embarazada a su feto en el útero o a los recién nacidos durante el trabajo de parto.

Según la OMS, la mayor carga de GBS se encuentra en los países de ingresos bajos y medianos, donde la detección y la administración de antibióticos durante el parto son más difíciles de implementar y, por lo tanto, se necesita con mayor urgencia una vacuna. Las tasas más altas de GBS materno se encuentran en África subsahariana (que representa alrededor de la mitad de la carga mundial) y Asia oriental y sudoriental.

El informe pide a los investigadores, desarrolladores de vacunas y financiadores que aceleren el desarrollo de una vacuna eficaz contra el GBS que podría administrarse a las mujeres embarazadas durante los controles de rutina del embarazo.

Las estimaciones sugieren que si la vacunación contra el GBS llegara a más del 70% de las mujeres embarazadas, entonces se podrían evitar más de 50 mil muertes relacionadas con el GBS anualmente, así como más de 170 mil nacimientos prematuros.

De acuerdo con el informe, los beneficios monetarios netos de un año de vacunación materna contra el GBS podrían alcanzar los 17 mil millones de dólares, acumulados durante varios años, s