Vacunas de Moderna y Johnson & Johnson analizan dosis de refuerzo

Con muchos estadounidenses que recibieron la vacuna Pfizer ya arremangándose para recibir una vacuna de refuerzo, millones de personas que recibieron la vacuna Moderna o Johnson & Johnson esperan ansiosamente saber cuándo es su turno.

El jueves y viernes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) convoca a sus asesores independientes para la primera etapa del proceso de decidir si se deben dispensar dosis adicionales de las dos vacunas y, de ser así, quién debe recibirlas y cuándo. 

Después de que los asesores de la FDA den su recomendación, la propia agencia tomará una decisión sobre la autorización de los refuerzos. Luego, la próxima semana, un panel convocado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecerá más detalles sobre quién debe recibirlos. Su decisión está sujeta a la aprobación del director de los CDC.

Los expertos discutirán si una tercera inyección de Moderna debería contener solo la mitad de la dosis original y cuál es el mejor momento para una segunda inyección de la vacuna J&J de dosis única.

El panel también analizará la seguridad y eficacia de mezclar y combinar diferentes marcas de vacunas, algo que los reguladores no han respaldado hasta ahora.

Se estima que 103 millones de estadounidenses están completamente vacunados con la fórmula de Pfizer, 69 millones con Moderna y 15 millones con J&J, según los CDC

El pasado 22 de septiembre la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. enmendó la autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech para permitir el uso de una dosis única de refuerzo, que se administrará al menos seis meses después de completar la serie primaria con la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech en:

  • personas de 65 años o mayores
  • personas de 18 a 64 años de edad con alto riesgo de contraer COVID-19 grave; y
  • personas de 18 a 64 años de edad cuya exposición institucional u ocupacional frecuente al SARS-CoV-2 los pone en alto riesgo de complicaciones graves por COVID-19, incluyendo COVID-19 de gravedad.

La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky,  decidió que también se deberían ofrecer refuerzos a aquellos con trabajos de alto riesgo, como maestros y trabajadores de la salud, agregando decenas de millones más de estadounidenses a la lista.

«La acción demuestra que la ciencia y los datos actualmente disponibles continúan guiando la toma de decisiones de la FDA para las vacunas contra el COVID-19 durante esta pandemia. Después de considerar la totalidad de la evidencia científica disponible y las deliberaciones de nuestro comité asesor de expertos externos independientes, la FDA enmendó la autorización EUA para la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech para permitir una dosis de refuerzo en ciertas poblaciones, como los trabajadores de la salud, maestros y personal de guarderías, trabajadores de supermercados y aquellos en refugios para personas sin hogar o prisiones, entre otros”, dijo la comisionada interina de la FDA, la doctora Janet Woodcock, MD.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com