Vacunas enviadas por EEUU a México son de planta contaminada

Un vial de la vacuna AstraZeneca COVID-19 en una mesa antes de que el presidente del parlamento croata, Gordan Jandrokovic, y el primer ministro Andrej Plenkovic fueran vacunados, en Zagreb, Croacia, el miércoles 24 de marzo de 2021. AP

Las vacunas contra Covid-19 de AstraZeneca enviadas de Estados Unidos a México fueron elaboradas en una planta a la que suspendieron su producción por contaminación de millones de dosis, reportó hoy El Universal de México.

El diario recuerda que se trató de una mezcla de dos vacunas diferentes que afectó a millones de dosis, pero la farmacéutica aseguró que los lotes suministrados a México fueron verificados bajo las normas requeridas.

Las vacunas de AstraZeneca que recibió México fueron fabricadas bajo contrato en una planta de la empresa Emergent BioSolutions en Baltimore, Maryland, la cual ahora está bajo investigación de la Administración de Alimento y Drogas (FDA), agencia federal encargada de regular el sector.

AstraZeneca confirmó que esos lotes usados en México y Canadá fueron elaborados en esa planta. En un comunicado, un vocero informó que en marzo el gobierno de Estados Unidos le ordenó reexportar esas partidas a ambos países.

Podemos confirmar que esos lotes manufacturados en la planta de Emergent cumplieron con los requisitos rigurosos obligados a seguir. Exámenes de seguridad y medidas de control de calidad requeridos fueron realizados en cada paso del proceso de producción, aseguró.

Explicó que todas la verificaciones fueron realizadas antes de liberar los bultos y la información de calidad de las plantas involucradas fueron sometidas de manera apropiada a las agencias reguladoras en cada país.

Mientras tanto, la producción de vacunas de Johnson & Johnson en esa planta fue suspendida por las autoridades después que unos 15 millones de dosis de esa vacuna tuvieron que ser desechadas cuando se detectó que algunas habían sido contaminadas.

Por ahora todas las vacunas producidas y aún no distribuidas en la planta están en cuarentena, y la producción está suspendida, poniendo severamente en duda si Johnson & Johnson podría cumplir con su compromiso de entregar millones de dosis al gobierno federal.

Un informe de la FDA emitido esta semana critica a Emergent por no realizar una investigación a fondo sobre la contaminación de las vacunas y señaló problemas y fallas en los procesos de producción, incluyendo condiciones físicas no sanitarias y personal mal capacitado.

Por ahora, todas las vacunas elaboradas y aún no distribuidas en la planta están en cuarentena y se suspendió la producción de más, poniendo severamente en duda si Johnson & Johnson podría cumplir su compromiso de entregar millones de dosis al gobierno federal.

LA FDA señaló el miércoles en su informe que “no hay garantía de que otros lotes no hayan sido sujetos a la contaminación cruzada”, ya que la afectación inicial fue por mezclar materiales de las vacunas de AstraZeneca con las de Johnson & Johnson.

A la vez, The New York Times y la agencia de noticias Ap, entre otros medios, revelaron que Emergent ha tenido problemas anteriores, algunos detectados desde el año pasado, con el proceso y manejo de sus productos, y ahora se generan sospechas sobre cómo a pesar de ello obtuvo contratos lucrativos durante el gobierno del republicano Donald Trump.

AGENCIAS

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>