InicioOpinión4 de agosto

4 de agosto

Una nota de la cadena alemana DW, con su acostumbrada desfachatez, informa sobre las condenas a los responsables del atentado de hace 4 años. Aparecen solamente las declaraciones de “dirigentes opositores”, de los que deseaban el asesinato del presidente, de los que hablan de “presunto” atentado, de “montaje” y prolifera en la nota la palabra “presos políticos”. Busco en Wikipedia y es igual.

Un reportaje de CNN fue dado a conocer en marzo de 2019. Se trata de una entrevista realizada por Nick Paton Walsh a una de las personas comprometidas. “Fue un auténtico intento de asesinato”, afirma. El periodista pregunta: “¿no les preocupaba que podían matar a gente inocente al volar un dron con tantos explosivos directamente sobre el público?”. El tipo que entregó a CNN los videos en la finca de Chinácota, volando y probando los drones, contesta: “Ese fue el riesgo que tuvimos que asumir”. Curiosa entrevista. Se publica luego de circular todo tipo de especulaciones para minimizar o dudar del intento criminal; el periodista pregunta sobre los daños a “gente inocente”, con lo que da por sentado la “culpabilidad” de Maduro y de las decenas de personas en la tarima; el terrorista dice que decidieron “asumir el riesgo” de que otros murieran.

Varios de los ejecutores directos fueron apresados por la gente cuando salían del edificio desde donde dirigieron los aparatos. De los que lograron escabullirse, recuerdo a uno que contaba cómo siguió instrucciones para esconderse en las representaciones diplomáticas de Chile y Colombia. Los responsables del intento de magnicidio pasaban la frontera gracias a la complicidad de los agentes de la policía colombiana. El diputado Requesens lo explicó: Julio Borges le pidió que ayudara a pasar a uno de los pilotos de dron, él llamó a un oficial de inmigración colombiano que resolvió el problema de inmediato.

Una bombona de gas sería la responsable de la explosión, se dijo, hasta que salieron las fotografías y videos de la explosión de cada uno de los drones. Nunca hubo un atentado terrorista tan claramente develado en todos sus detalles. El humo lanzado por los medios transnacionales y la cara de yo no fui de los voceros estadounidenses valía más: La guerra económica, el bloqueo, los atentados e intentos de invasión eran jugando.

Deja un comentario

Artículo anteriorLas decisiones de Consejo de Ministro
Artículo siguientePresidente Petro