A producir más petróleo liviano y mediano para gasolina y diésel

Los trabajadores de PDVSA han puesto su empeño en levantar hasta un mínimo de 280 mil barriles diarios, MBD, la producción de los crudos livianos y medianos del Lago de Maracaibo y del Oriente del país, presentes en pozos que bombean poco o se encuentran paralizados por problemas mecánicos, del subsuelo y de las instalaciones de superficie.

En lo inmediato están centrados en los diagnósticos y planes a lo largo del sistema extracción, refinación y distribución de hidrocarburos, enfocando sus esfuerzos en los tipos de petróleos requeridos por las refinerías para producir gasolina y diesel, así como el necesario para diluir y transportar por oleoductos los crudos pesados y extrapesados producidos en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Las refinerías son plantas industriales diseñadas para transformar determinados tipos de petróleo calificados por su acidez, contenido azufre, agua, grados API (American Petroleum Institute), sigla que indica la densidad y gravedad específica del crudo respeto al agua. Si es menor de 10 es extrapesado, entre 10 y 22 pesado, de 22 a 32 mediano, de 32 en adelante liviano.

Los grados API son utilizados para catalogar y establecer el precio del crudo considerando factores que determinan su facilidad para la extracción, transporte y refinación. Mientras mayor sea la viscosidad del crudo, posee menor gravedad API y es más difícil de extraer, transportar y refinar para obtener sus derivados.

“Es por este motivo que de acuerdo al tipo de petróleo que transforman, en la jerga de los petroleros se dice que las refinerías son “trajes hechos a la medida” para producir los hidrocarburos de mayor valor agregado que garanticen la seguridad energética de la patria”, afirma Víctor Rodríguez, supervisor de operaciones de refinerías de PDVSA.

El Centro de Refinación Paraguaná, CRP, en Falcón, exige para producir gasolina y diesel una dieta de petróleos ubicados entre 22 y 30 grados API. Del Lago de Maracaibo los trabajadores se han impuesto la tarea de elevar la producción de petróleo tipo 26 a 30 grados API para satisfacer al CRP, que también se surte, vía buques, del petróleo liviano-mediano extraído en el Oriente del país.

Oriente está produciendo 190.000 barriles diarios de petróleo liviano-mediano, que debe distribuirse entre su empleo para ser mezclado con el pesado-extrapesado de la Faja de 10 grados API, y llevarlo al tipo Merey 16 grados API, el cual es exportado con el objeto de traer divisas para el país.

El otro destino de los crudos liviano-mediano de Oriente son las refinerías del CRP, Puerto la Cruz y El Palito, en las cuales se produce gasolina, diesel y otros derivados. El Palito también se alimenta con una dieta de crudos livianos `de Apure Barinas, donde la producción es escasa.

La gasolina es una combinación de alrededor de siete componentes, cada uno de los cuales es producido por su planta respectiva: Butano, Nafta, MTBE, Alquilato, Nafta liviana, Reformado. Los 4 millones de vehículos estimados que en la actualidad conforman el parque automotor venezolano consumen un promedio de 80 mil barriles diarios, MBD, mientras la demanda de diesel es 60 MBD, acorde al promedio surtido entre octubre de 2020 y junio 2021por las Estaciones de Servicios del país.

 “Los trabajadores de PDVSA tienen puesto hoy su mayor esfuerzo *organizándose en cada refinería, cada pozo, cada estación de flujo a través de la Autoformación, Colectiva, integral, continua y permanente, para seguir realizando diagnósticos y planes de producción, y de defensa integral de dicha producción sostenida y confiable de combustibles y lubricantes, además de organizar toda la logística asociada al transporte terrestre, marítimo y fluvial”, dice Víctor Rodríguez, supervisor de operaciones de refinerías de PDVSA.

La escasez actual tiene como antecedente inmediato que desde 2008 la planta industrial de PDVSA se ha visto afectada por la desinversión requerida para hacer reparaciones, renovar equipos y aplicar mantenimiento preventivo y correctivo. En pozos, refinerías y logística de transporte superficial, buques y oleoductos, la desinversiòn fue la antesala que creó condiciones favorables para que las ilegales sanciones impuestas por EEUU redujeran de manera severa la producción petrolera, de las refinerías y de las plantas productoras de componentes para producir gasolina, diesel, lubricantes.

 Al bloqueo impedir la exportación petrolera de PDVSA, los tanques se llenaron de inventarios de crudo, se desbordaron; debió reducirse el bombeo de petróleo y detenerse la producción, afectando la mecánica de extracción y la geología del subsuelo de los pozos. Hubo que reducir y hasta paralizar el bombeo petrolero a las refinerías.

Es así como la parálisis de los pozos condujo a una Producción diferida de 1.377.000 barriles diarios. Es decir, petróleo que está allí, en pozos, posible de extraer si se solucionan los problemas mecánicos, del subsuelo de las instalaciones de superficie.

Para revertir esta realidad, además de las iniciativas productivas de los trabajadores, el Informe del Comisario PDVSA 2020 destaca el proceso de reestructuración y reorganización de PDVSA, el cual plantea adoptar un nuevo modelo de negocio que permita otorgar licencias a empresas privadas o públicas con acceso tanto a los fondos de capitales, así como también a tecnologías, acorde a Licencia para actividades de refinación. (Artículo. 12, de la Ley Orgánica de Hidrocarburos).

El proceso apunta que las actividades de refinación de hidrocarburos pueden ser llevadas a cabo por el Estado y las entidades privadas, conjunta o separadamente. Las entidades privadas que deseen llevar a cabo actividades de refinación de hidrocarburos deben obtener una licencia del Ministerio del Poder Popular de Petróleo.

“La Ley Orgánica de Hidrocarburos no regula expresamente el arrendamiento de estas licencias”, apunta. “El plazo de una licencia es de hasta 25 años, y puede estar sujeto a una extensión máxima de 15 años, siempre que se hayan cumplido los requisitos del proyecto”.

Las arduas tareas asumidas por los trabajadores ya comienzan a dar frutos. El Palito está pronto a finalizar su Mantenimiento Mayor. CRP está elevando su producción de gasolina, diésel. Habrá menos colas en las Estaciones de Servicios. “Seguimos avanzando y abriendo debates en función de construir el sistema productivo que necesita la patria”, afirma Ricardo León, director externo y vocero de los trabajadores ante la Junta Directiva de PDVSA.

 

Enlaces patrocinados

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com