InicioOpiniónAdelante juventud trabajadora

Adelante juventud trabajadora

¿Dónde están los jóvenes y las jóvenes hoy? Lo primero que se nos viene a la mente es que están pegados a un teléfono, adictos a las redes sociales, sin embargo difiero de esta percepción. Hoy los jóvenes y las jóvenes están trabajando, en su mayoría. Ingresan al mundo del trabajo más pronto, es decir, tenemos una juventud fundamentalmente trabajadora y la que no, pues estudia. Son realidades que no se visibilizan, pues persiste la imagen conveniente de la superficialidad o de la banalidad.

¿Qué le preocupa a la juventud trabajadora hoy? Sus condiciones de vida, trabajo y estudio. Que sus aspiraciones de una vida digna estén comprometidas y que las certezas sean pocas. Le preocupa las condiciones de trabajo en las que se encuentra, donde el salario es un aspecto clave, pues no permite acceder a lo mínimo, por lo tanto las condiciones de vida son precarias. No todos y todas tienen empleos formales, lo que hace que las cosas sean más difíciles, pero también están las que emprenden en un escenario económico de crisis. Hoy le es poco atractivo estudiar, pues la calidad educativa ya estaba comprometida y la pandemia agravó la situación.

Capítulo aparte merece nuestra juventud en situación de movilidad. Recién escuche a una joven venezolana que se inició en el mundo del trabajo a los dieciséis años, en un país diferente a su tierra natal. Relató los abusos que tuvo que soportar por ser “ilegal”. También pude escuchar sus aspiraciones y lo que hace para hacerlas realidad.

Tenemos jóvenes trabajadores y trabajadoras luchando por una vida digna, y entre ellos se encuentran los que se organizan para luchar. Una muestra de ello es el XXVII Consejo Nacional de la Juventud Obrera Católica de Venezuela, que se desarrolló por estos días. Allí se han encontrado jóvenes de varias partes del país para deliberar sobre sus realidades y definir acciones comunes, en una perspectiva de educación desde la acción. De sus conclusiones he tomado algunas respuestas para las interrogantes.

Anima saber que en el seno de la juventud trabajadora sigue germinando la semilla de la organización y que esta les permite cambiar las realidades que le afectan. No es la única semilla, lo que nos permite visualizar un presente y un futuro de personas en lucha.