InicioOpiniónBloqueos y liberación del patrio traserismo

Bloqueos y liberación del patrio traserismo

Las dinámicas políticas por lo general presentan sus significantes de acuerdo con los propósitos que se buscan con su materialización concreta sobre un espacio y realidad social determinada (la praxis de lo geopolítico). A veces son más complejas de los que aparentemente surgen como simples expresiones y posturas que representan a los objetivos políticos trazados para un logro determinado.

Y es que en algunas oportunidades se actúa para buscar unas consecuencias que no siempre ocurren según lo planificado…y que señala a unos caminos estratégicos que poseen varias vertientes en la realidad, como, por ejemplo, la racionalización de una triada clave: A. No hay un control político absoluto sobre el que “si presionando de tal manera genera tales resultados”…B. Existe un error muy común en política, y es la subestimación del adversario… y C. La no evaluación de manera integral y con suficiente información del posible comportamiento de las posibles variables que entran en juego cuando se toma una decisión política.

La reflexión teórica política anteriormente descrita encaja con los objetivos políticos diseñados y aplicados por el imperialismo estadounidense con sus ilegales medidas coercitivas unilaterales y los criminales bloqueos en contra de la nación venezolana.

Estados Unidos ha perseguido de manera despiadada e injerencista para destruir el sistema político venezolano que se ha ido construyendo en los últimos veinte años, buscando destrozar la economía nacional para así crear “las condiciones objetivas” para que renuncie el presidente constitucional, Nicolás Maduro. Y en caso de no lograrse que la derecha tenga el poder político, buscan intensificar la guerra económica, financiera y mediática que permita generar el caos y la guerra civil, sin desechar la opción de una intervención militar extranjera.

Y a pesar de todas esas ilegales intromisiones imperiales, pareciese que los resultados políticos no han sido los esperados…en la que ésta situación produce una corta y precisa interrogante: ¿qué ha ocurrido en Venezuela?.

La institucionalidad de la democracia venezolana se mantiene estable, sigue gobernando el chavismo, con el mismo presidente y ya no somos el patio trasero de los Estados Unidos.

Artículo anterior“Porque sí”
Artículo siguienteUn país sin aristocracia