InicioOpiniónBuscando lo máximo posible

Buscando lo máximo posible

En una situación como la que estamos viviendo, es importante que los miembros de toda institución educativa planifiquen y desarrollen en su labor las mejores iniciativas posibles, de manera que su accionar “mantenga encendida la llama” del trabajo y el cumplimiento de los fines propios más preciados.

Esto no significa ser ciegos ante duras realidades o sostener expectativas ilusorias: hace falta analizar con lucidez, ser críticos y reconocer obstáculos. También es importante reclamar y presionar por cambios, con fuerza y de modo organizado y democrático. Pero en el día a día de cada espacio educativo puede hacer una gran diferencia no quedarse en la queja o la resignación, sino perseguir el aporte que promueve soluciones alternativas, que no decae, que mantiene y hasta expande.
¿Cómo se puede lograr esto? Serán los pertenecientes a cada institución quienes puedan decirlo, apoyados en ocasiones por factores externos. Nos debe alentar que, con todas sus dificultades, nuestro país tiene recursos, tradiciones y talento humano para ir construyendo salidas a la crisis. Desde luego, lo más general se impone: resulta clave que se alcancen acuerdos de convivencia democrática entre las diferentes fuerzas políticas, pues solo ello abre las puertas de inversión, trabajo, producción y prosperidad en todos los ámbitos, incluyendo el educacional.

Pero mientras -como esperamos- este requerimiento se logra, en el contexto de cada escuela hay ocasión de generar respuestas positivas locales. ¿Cómo favorecer la asistencia y el cumplimiento del horario completo de profesorado y estudiantado? ¿Cómo la comunidad puede participar más y abrir canales de ayuda mutua con la escuela? ¿Cómo diversas autoridades pueden contribuir a resolver carencias? ¿Fundaciones o empresas privadas pueden ser contactadas? ¿Tiene la escuela espacios que pueda aprovechar mejor? ¿Puede construir o reparar algunos muebles o equipos necesarios? ¿Hay lugares o personas en la zona que puedan potenciar la experiencia educativa del estudiantado? ¿Es posible realizar al menos una vez al mes alguna actividad creativa en cada aula, que enriquezca la rutina básica? No es fácil, pero puede ser. El Ministerio debería ayudar en ello, sin imposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí