InicioOpiniónCementerio de palabras

Cementerio de palabras

Andrés Bello fue un revolucionario de la filología. Su Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos (1847) es hoy una obra de referencia imprescindible para los estudios gramaticales. Andrés Bello es el precursor de la lingüística moderna. En la película Coco de Lee Unkrich y Adrián Molina se explica que la verdadera muerte de una persona es cuando se olvida. Lo mismo ocurre con las palabras. Si Bello estuviese vivo físicamente se entristecería al ver morir algunas palabras.

Existe un verbo cuyo significado es amar con vehemencia: adamar. La palabra adefesio describe a una persona o cosa ridícula, extravagante o muy fea. También significa despropósito y disparate. En la artesanía textil, almazuela es la pieza tejida que se obtiene a partir de la unión de varios fragmentos de otras telas. La hegemonía idiomática a través de la guerra contracultural la ha sustituido por la expresión inglesa patchwork. La palabra allende significa de la parte de allá, al otro lado, además de, fuera de. Por eso los poetas suelen decir “allende los mares”. La palabra cachivache es una “cosa llamada así despectivamente o porque no se sabe qué nombre darle” (Diccionario de María Moliner). La palabra correveidile sirve para describir a una persona que lleva y trae cuentos y chismes.

La palabra cuchipanda fue incorporada a la Real Academia Española en 1884, definida como: “comida que toman juntas y regocijadamente varias personas”. En la edición manual del Diccionario de 1989 se la define como: “reunión que forman varias personas para comer y divertirse”.

En la parranda de Otilio Galíndez Vaya un pecado, en la estrofa: “Dicen que a Pedro y a Juana los cargan de boca en boca y dicen que Juana es loca y Pedro es un tarambana”. Ésta última palabra se refiere a una persona alocada, de poco juicio. Documentada desde inicios del siglo XIX. Suele aplicarse a los hombres, no a las mujeres.

Entelequia es una cosa, persona o situación perfecta e ideal que solo existe en la imaginación. Floripondio es una flor grande que suele figurar en adornos de mal gusto. Se suele usar con tono despectivo. También es un arbusto de Perú. Lechuguino es un muchacho imberbe que se suele galantear aparentando ser un hombre hecho. Con esta palabra también se describe a la persona joven que se ve mucho en el espejo y sigue rigurosamente la moda. Una persona meliflua es aquella que es dulce, suave, delicada y tierna en el trato o en la manera de hablar. ¡Honremos a Bello, no permitamos que mueran las palabras!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí