InicioOpiniónCiencia en la gira y después

Ciencia en la gira y después

Me sorprendió gratamente el papel destacado que jugaron la ciencia y la tecnología (C y T) en la reciente gira de Nicolás Maduro. La ministra del área formaba parte de la comitiva, el grupo visitó instalaciones científicas y tecnológicas en varios países y, al decir del Presidente, se lograron importantes acuerdos en esa materia. Gracias al petróleo, Venezuela había subsistido comprando frívolamente soluciones tecnológicas producidas por otros: así se montaron industrias completas, desde refinerías hasta fábricas de espaguetis. Pero las mal llamadas sanciones pusieron en evidencia nuestra dependencia tecnológica y nuestra vulnerabilidad: no había ni cómo solucionar la rotura de una pequeña pieza. Los caminos han empezado a abrirse con ayuda de países no alineados con esa política de bloqueos, y a la par utilizando el ingenio de nuestros propios tecnólogos, tecnólogas y otros trabajadores. La ciencia y la tecnología, antes descuidadas, parecen pasar a un primer plano. “El país que avance en la formación de su pueblo, en el desarrollo científico y tecnológico aplicado al desarrollo de su nación, irá a la vanguardia”, ha dicho el propio Maduro. Ojalá todo no quede en retórica o en rimbombantes iniciativas aisladas que mueran al poco tiempo.

Al regreso de la gira, se creó una nueva Vicepresidencia: de Ciencia, Tecnología, Educación y Salud. Esto da realce al área y destaca su importancia.

También Maduro ordenó instalar, con apoyo de Irán, un parque tecnológico orientado a temas de alimentación, salud y educación. El mismo puede ser punta de lanza para el avance C y T, siempre que vaya creciendo orgánicamente, sin saltos al vacío, y vinculado con la sociedad. Y siempre que lo integren personas capaces y motivadas, en lugar de supuestos “amigos del gobierno”, con sus melifluas sonrisas y su escaso buen hacer. No se debe intentar partir de cero, dejando morir lo que ya hay: es necesario rescatar y usar a fondo las instituciones C y T existentes (institutos, centros universitarios…). Y la ayuda de países lejanos es valiosa, pero debemos desarrollar esfuerzos conjuntos en América Latina: institutos de investigación C y T regionales, redes, intercambios… La unión latinoamericana y caribeña es clave para nuestro progreso en esa área y en todas las demás.
@AuroraLacueva

1 COMENTARIO

  1. Completamente de acuerdo, seguimiento y evaluación continua a estos excelentes proyectos para que se concreten y de esta forma minimizar nuestra independencia tecnológica.

Deja un comentario

Artículo anteriorRetos intelectuales de la oposición
Artículo siguienteFin del uribismo