InicioOpiniónComplejo de culpa

Complejo de culpa

En la ciencia médica se conoce como sentimiento o complejo de culpa al síndrome de dolor o vergüenza que se padece cuando se entra en conciencia plena de la falta moral o personal en la que eventualmente se haya incurrido, lo que conduce por lo general a la búsqueda de un duro proceso de rectificación orientado a subsanar frente a los demás el desatino en cuestión.

Dicho síndrome afecta en principio a todo aquel que comete faltas o incurre en desafueros desproporcionados que la sociedad condena, sin importar la condición, el origen o el estatus social de quien la cometa. Pero muy fundamentalmente a quienes tienen al menos un mínimo de sentido de la responsabilidad a la hora de llevar adelante lo que se proponen, independientemente del tamaño o la naturaleza del error cometido.

De ninguna manera son estos los sentimientos que expresan los voceros de la oposición que hoy se explayan en detracciones de todo tipo contra el inefable autojuramentado Guaidó, que hasta ayer ellos mismos promovían y exaltaban como si de un redentor venido del cielo se tratara.

Hablan a mandíbula batiente y en el tono más enfático de la infinidad de despropósitos, actos de inmoralidad, de corrupción, de inconstitucionalidad  y hasta de traición a la Patria, que habría llevado a cabo el desquiciado interinato que ellos mismos promovieron, como si no hubieran tenido nada que ver con aquello.

Creen que de esa burda forma de evasión podrán evitar ser señalados por el pueblo y perseguidos por la justicia (nacional e internacional) que ahora deberán enfrentar como responsables de esa ilegal e ilegítima operación de saqueo al patrimonio nacional, entre quienes se encuentran en primera fila precisamente los acusadores de hoy que ayer, a la vista del mundo entero, fueron los perpetradores del crimen.

No se percatan (o no quieren hacerlo) de que con su actitud solo le revelan al mundo que padecen un muy severo complejo de culpa, que en realidad los incrimina y los convierte en imputados. 

Imputados para quienes no hará entonces falta recurso probatorio alguno para enjuiciarlos, porque sus propias palabras tratando de evadir su responsabilidad en el disparate del interinato que hoy denuncian, son la prueba del grave delito de lesa patria que cometieron.

@SoyAranguibel

Deja un comentario