InicioOpiniónConsejos para intelectuales

Consejos para intelectuales

Con la edad no solo llega un tipo sabiduría, sino también una especial actitud sobre el conocimiento. Ahora, con calma y sin prisa, se contempla lo que ocurre alrededor. Los más atrevidos expresan públicamente el resultado de esos análisis. Algunos lo escriben, otros lo “postean” en redes sociales y no pocos lo introducen estratégicamente en sus conversaciones y clases. Pero hay quienes fuera de un contexto propicio, cometen la imprudencia de exteriorizar sus pareceres. Si usted ha sido tildado de intelectual y lo invitan a una reunión, humildemente le sugiero las siguientes recomendaciones.

1) No explique ni defienda su punto de vista. Las y los intelectuales señalan dudas e incertidumbres. Cuentan con categorías para mostrar aquello que se oculta tras la apariencia y los discursos. Son por antonomasia metafísicos. Es decir, develan aquello que está detrás de lo que se muestra, de lo que acaece. Por tanto, como el hombre que sale de la caverna de Platón, muchos no le entenderán si explica desde la razón.

2) No hable de realidades. La realidad es una cosa y lo real es otra. Cuando alguien quiere imponer una realidad ante un colectivo, lo que está intentando es hegemonizar un discurso personal o grupal, por tanto, sesgado y parcial, sobre un aspecto de lo real, no su totalidad, la cual, además, es incognoscible (Kant, dixit).

3) Argumente a favor del propósito para el cual fue convocado, no para el suyo. Es algo ya clásico y manido que las reuniones de “intelectuales” se convierten en una confrontación de intereses particulares y no en una argumentación, en el sentido clásico, de construir algo que favorezca a todos.

4) Por último, haga etnografía. Una reunión que deviene en asamblea es una oportunidad única para conocer el estado de la cuestión o el estado del arte del tema que motivó el encuentro. Observe, tome notas y, si es posible, analice y compare con otros eventos similares a los que ha asistido recientemente. Así tendrá un mapa sobre qué temas se discuten actualmente, cuáles son los puntos de vista y qué grupos se confrontan.

Solo así tendrá la certeza de comunicar eficazmente su punto de vista, siempre a posteriori y orientado a un bien común. No caiga en lo que advierte Sabina en una canción: “Por decir lo que pienso, sin pensar lo que digo, más de un beso me dieron y más de un bofetón”.

IG: @ajnunez_profesor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí