InicioOpiniónDiferentes miradas para Venezuela 2022

Diferentes miradas para Venezuela 2022

Dentro de la subcultura navideña que tenemos sembrada desde hace mucho tiempo hay una especie de ritual reflexivo que siempre me ha llamado la atención y que gira en torno al 31 de diciembre de cada año. Ocurre cuando las personas comienzan a construir teóricamente “caminos de esperanzas”, utilizando los espacios mentales para pedir los mejores deseos, que comienzan con algunas pequeñas frase clave, como: “espero que me vaya mejor en el 2022”, “espero no morir todavía, “que a todas y todos nos vaya bien, a mi familia y seres queridos”.

A estas frases habría que agregar las cosas puntuales que la gente desea que les ocurra desde que comienza el año nuevo, cómo no enfermarse o curarse de lo que están sufriendo, viajar, graduarse, casarse, conseguir un buen trabajo y otras cosas que les permita desembocar en una invalorable meta: ser felices.

A partir de esa perspectiva cultural sobre el sentido que le damos todas y todos a la incertidumbre sobre lo que vamos a vivir al siguiente año, se me ocurrió conversar con un par de amigos, ubicados ideológicamente en pensamientos políticos muy diferentes.

Les dije que sus identidades se mantendrían en el anonimato y que no quería respuestas elegantes y prefabricadas, que lo hicieran sin pensarlo mucho, que les salieran del alma a la siguiente interrogante: ¿cuáles son tus deseos para la Venezuela de 2022?La pregunta se la hice primero a un amigo de la derecha venezolana. Esta fue su respuesta: “mira Oscar, tu pregunta me hace pensar en un deseo fundamental del cual se desprende la forma en que visualizo a Venezuela. En primer lugar, la salida de Maduro y todo el aparataje gubernamental chavista, comenzando por la gobernación de Barinas, ojalá que gane un candidato opositor y se logre activar el revocatorio y que todo resulte a favor de la oposición. De no lograrse, hay que seguir intensificando las sanciones y los bloqueos, y deberían regresar las guarimbas y la escasez de productos, para crear las condiciones para que se dé una guerra civil o una intervención militar.

El otro amigo, me dijo: “Oscar, yo deseo ver a mi Venezuela en paz y que mejore su economía, sin revocatorio y que se acaben las sanciones, los bloqueos y el regreso al diálogo político”.
Politólogo