InicioOpiniónEEUU: Palo abajo

EEUU: Palo abajo

Una potencia mundial que estratégicamente está a la defensiva, percibe que ya no es solo ella quien impone las reglas, pero sigue teniendo peso en la toma de resoluciones. Sus dirigentes no se adaptan fácilmente a la existencia de un súper poder.Sigue siendo potencia mundial e interviene en la toma y ejecución de procesos. Europa y Japón generalmente se subordinan.

EEUU es el principal responsable del calentamiento global, por tanto, del cambio climático. Esa es la amenaza mayor que hoy enfrenta la humanidad. Como productores de hidrocarburos debemos colocar este tema como prioridad.

EEUU acompaña la geopolítica de la guerra… el despliegue de las fuerzas militares en el mundo. La economía estadounidense puede hacerse menos competitiva y depender cada vez más de los cañones. Los avances científicos y tecnológicos no se traducen directamente en crecimiento de la productividad de la economía real, sino en el desarrollo de armas de destrucción masiva muy peligrosas para la humanidad y el planeta.

La política de EEUU se supedita al poderío bélico. Su economía depende del gasto militar. Avanza en la medida que se extiende la guerra, venta de armas, terrorismo… Su acción exterior depende cada vez más del Pentágono. Este cuya prioridad es imponerse como potencia, sabe que para ello depende de la producción y venta de hidrocarburos y sabotea las negociaciones de la ONU orientadas a regular el clima.

En 2009, Obama se fue a Dinamarca para entorpecer la reunión sobre el clima e impuso, en reunión irregular, violando normas de la ONU, el llamado “Acuerdo de Copenhague”. Venezuela se opuso.

Las empresas de EEUU con capital público, producen armas, tanques, aviones… Son responsables del calentamiento global. ¿Se atreverán a agredir? Dudo que tengan un arma como para chantajear a China, Rusia, Irán… El desastre del que habló Eisenhower en 1961, refiriéndose al “complejo militar-industrial”, es más grave hoy pues pondría en peligro a la humanidad y el planeta.Los pueblos oprimidos lo sufren. Aprenden y se volverán contra Uds. El sionismo agrede tanto y tanto, que puede quedar como  un tigre de papel.

El tema es la salvación del planeta. Pasa por superar el cambio climático, pero somos productores de hidrocarburos cuya quema favorece el calentamiento global. Para Venezuela, un camino sin el petróleo como eje es un reto.

Artículo anterior
Artículo siguiente