InicioOpiniónEl ciclón político mundial

El ciclón político mundial

Bueno profesor, veo que lo agarró este pasajero y enfriado ciclón en su natal Maracay. Y andaba yo recordando aquella vieja y fea canción, sobre un “huracán can, can que mataba y mataba”. Este ciclón no se hizo huracán ni mató a nadie. ¡Ojalá que por lo menos el mundo transcurriera así!

Y viendo las discusiones de los polarizados acusando, porque supuestamente se creó un alarma innecesaria y otros defendiendo la línea de la prevención, se me ocurrió pensar que aquí a lo largo de la historia que ustedes llaman republicana, ha habido este ciclón político que algunas veces llega a huracán mata gente como en el caso del 27F-89, que usted llama “masacre Venezuela”. Claro, otras muertes políticas quedan en la cuenta de ciclón. Eso creo y dígame si exagero.

Fíjese don Antero, la realidad no es percibida y comprendida sólo por los historiadores. Porque usted es un historiador de a pie, por su intuición, capacidad de observación, de relacionar y analizar que pone en evidencia cuando habla de nuestro binomio ciclón-huracán político que mata la misma gente.

Ahora, interesa observar que esa muerte política no sólo está en nuestra “vida republicana”. Porque el proceso que arranca en 1810 hasta hoy está determinado por lo militar y lo guerrero. Son 212 años de presencia militar y su acompañante, la guerra, como disposición o realización. Todos los pasos y planes políticos requieren del visto bueno de las armas. De allí que nuestra historiografía ha puesto de manifiesto que aquí ha prevalecido y prevalece la historia militar. Esto explica “la unión cívico-militar”, que registra una mayoría de militares como gobiernos en el período. A su lado civiles con intereses inscritos en el poder.

Ahora profesor, en esa unidad la parte política como que anda hoy muy desmejorada y en todas partes se habla de la decadencia política . Sí don Antero, eso puede verlo en cualquier país. Por ello, aquí, el bloque gobierno-mando-poder tiene asegurada su continuación en 2024. Un triunfo ya impuesto que será confirmado por todas las cabezas opositoras que aspiran el poder ya. Y en el mundo permanecen los mismos poderes de la omnipotencia.

Sancho, ¡Aquí el ciclón de las oposiciones se mueve entre el personalismo-egoísmo y la descalificación del compañero de rutas, y el mismo cuadro se da en la mayor parte del mundo de dioses-caudillos, faraones, emperadores, reyes o monarcas!

Deja un comentario