InicioOpiniónEl lado oscuro de las ayudas humanitarias

El lado oscuro de las ayudas humanitarias

A lo largo de la historia política contemporánea la corrupción ha sido un lamentable elemento antiético y negativo, el cual se ha paseado lleno de una total deshonestidad en el manejo de recursos para beneficiar de manera delictiva y tramposa y ha impregnado todo del juego sucio, cuando se obtiene activos que no les corresponden. Pero la ambición–tentación han doblegado la moral de muchísimas personas.

Hay quienes dicen que la corrupción se disfraza de muchísimas caras y que es muy inteligente, porque ella se va mimetizando de acuerdo a los contextos históricos, en las cuales “se adapta” a las circunstancias y no desaprovechan las oportunidades que se les van presentando a las y los corruptos, porque se van innovando en sus “modos operandi” para conseguir riqueza fácil y mal habida, sin importarles para nada las consecuencias nefastas que producen en la humanidad esas inmorales conductas.

Allí tenemos el caso de las llamadas “ayudas humanitarias” que comenzó a recibir el sector opositor venezolano que se escudó en el ilegal y fantasioso “gobierno interino”. De manera habilidosa, el imperialismo estadounidense, consiguió “la caída” supuestamente perfecta para entregarle miles de millones de dólares (sin rendición de cuentas) a un autoproclamado interino para que recibiera una especie de “camino libre o luz verde”, inmensas cantidades de dinero, presuntamente justificada para ayudar a salir de Venezuela a la más feroz dictadura que hay en el planeta tierra y a su vez para ayudar a mitigar el hambre y la bestial pobreza que hay en el país.

Hay un importante detalle, con estas nada inocentes “ayudas humanitarias” y es que la propia oposición política es la que ha denunciado los terribles hechos de corrupción por parte del exinterino y su equipo de trabajo más cercano, los cuales son acusados de cometer graves fechorías con las inauditables ayudas humanitarias.

Qué terrible cuando leemos en las redes sociales las denuncias sobre oscuros manejos por parte de “la ex primera dama interina” en una supuesta fundación llamada “Plan Madre María San José” y financiada por una generosa “ayuda humanitaria” para apoyar a personas que deberían ser operadas en clínicas, pero que no lo hicieron.

Politólogo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí