InicioOpiniónElecciones y transiciones

Elecciones y transiciones

En mi artículo Imagínate, después de que describo lo que haría el Gobierno en los seis meses antes de la toma de posesión, en el distópico escenario de que ganara las elecciones la oposición rabiosa, faltó al final la frase: no me imagino. Ésta acentuaba la ironía del relato, pero el duende de la imprenta y mi computadora se la voló. Es decir que, si el gobierno de Maduro siguiera haciendo en la recuperación del país, ante las sanciones (que debe continuar), sin pararle a las supuestas acciones de la oposición para destruir la patria, sería una situación inimaginable. Porque no somos mochos, con el perdón de los mochos, es un simple dicho metafórico popular. Pero el gobierno y los muchos que somos no nos quedaríamos de brazos cruzados.

En un ejercicio rústico de análisis del discurso, que lo hacen unas apps sofisticadas, pero que la hice a pedal. Encuentro que en la Crbv hay 97 términos relacionados con elecciones populares y 4 que se relacionan con transición, todas relacionadas con las disposiciones transitorias de la Carta Magna. Hay que preguntarse: ¿dónde está establecido en la Crbv algún proceso de transición? No obstante, los medios de comunicación de todo tipo tienen montada una alharaca acerca de una supuesta transición, acuerdo y necesidad. Hasta donde sabemos hay una transmisión que implica una transición entre un gobierno entrante y otro saliente, sea o no del mismo partido o del mismo presidente. Es un proceso del cual se encargan los equipos de enlace. Pero esa ficción ideológica de transición de poder no tiene ningún sustento jurídico-político aquí y ahora.

Históricamente han existido transiciones: de modos de producción; de regímenes políticos: monarquías o repúblicas; democracias o dictaduras. Es decir, transiciones estructurales, en general precedidas por revoluciones o rebeliones. Pero aquí, el 28 de julio, lo que está planteado es un simple cambio o permanencia de la cabeza del Poder Ejecutivo. Por tanto, todo lo que sucederá en adelante será producto de las acciones enmarcadas en el marco de la Constitución, las leyes y las instituciones legítimas de la Revolución Bolivariana. Y sin bola de cristal, porque ya ha sucedido en otros momentos políticos con Chávez, cualquier desvío constitucional de la oposición provocaría nuevas condiciones para acelerar el proceso revolucionario, lo cual sí abonaría a favor de la transición histórica revolucionaria. En tal caso estoy de acuerdo con la transición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí