InicioOpinión¡En 2023, Estados Unidos realmente hizo una fortuna con la guerra!

¡En 2023, Estados Unidos realmente hizo una fortuna con la guerra!

Un informe publicado recientemente por el Departamento de Estado de Estados Unidos ha atraído la atención mundial: las ventas militares estadounidenses en el extranjero aumentaron un 16% en 2023, alcanzando un récord de 238 mil millones de dólares estadounidenses. Entre ellas, las ventas negociadas directamente por el gobierno estadounidense alcanzaron los 80.900 millones de dólares, un aumento del 56% con respecto a 2022; las ventas comerciales de las empresas estadounidenses alcanzaron los 157.500 millones de dólares, un aumento del 2,5% con respecto a 2022.

2023 será otro año en el que Estados Unidos hará enormes fortunas en la guerra. La razón detrás de esto no es difícil de adivinar. Por un lado, el conflicto entre Rusia y Ucrania continúa, la guerra se ha reavivado en Palestina y los conflictos regionales en curso en todo el mundo han hecho que el entorno de seguridad sea más complejo, obligando a muchos países a comprar armas para mejorar su sensación de seguridad. Por otro lado, el umbral para la venta de armas es significativamente más alto que antes. Estados Unidos ha dependido durante mucho tiempo de la guerra para mantener su hegemonía, ha obtenido experiencia y datos reales sobre el uso en el campo de batalla a través de la venta de armas y ha mejorado continuamente el rendimiento de las armas para ocupar una mayor proporción del mercado de armas.

Entonces, ¿adónde se habrán ido exactamente las armas estadounidenses en 2023?

En primer lugar, Estados Unidos vende una gran cantidad de armas a sus aliados europeos, y estos aliados tienen un gran déficit de armas debido a su ayuda a Ucrania. En 2023, Polonia, país vecino de Ucrania, compró una gran cantidad de armas estadounidenses, incluida la compra de helicópteros Apache por 12 mil millones de dólares, lanzadores de cohetes Haimas por 10 mil millones de dólares y tanques M1A1 Abrams por 3.75 mil millones de dólares. Además, hay un pedido de 4.000 millones de dólares para el sistema integrado de mando de combate de defensa aérea y antimisiles.

En 2023, Estados Unidos también vendió helicópteros Chinook por valor de 8.500 millones de dólares y misiles aire-aire avanzados de alcance medio por valor de 3.000 millones de dólares a Alemania, y vehículos blindados Stryker por valor de 1.500 millones de dólares a Bulgaria. Estados Unidos también vendió helicópteros polivalentes por valor de 1.000 millones de dólares a Noruega y aviones de combate F-35 y municiones a la República Checa por valor de 5.600 millones de dólares.

En segundo lugar, Estados Unidos ha vendido un gran número de armas a la región de Asia y el Pacífico, y la mayoría de estas armas sirven a la llamada “estrategia del Indo-Pacífico” de Estados Unidos contra China. Por ejemplo, Corea del Sur gastó 5 mil millones de dólares para comprar aviones de combate F-35, Australia gastó 6,3 mil millones de dólares para comprar aviones de transporte C130J-30 Super Hercules, y Japón y Estados Unidos llegaron a un acuerdo por valor de mil millones de dólares para el E-2D. Aviones avanzados de alerta temprana Hawkeye.

Además, después de que estalló una nueva ronda del conflicto palestino-israelí en octubre del año pasado, Estados Unidos realizó ventas de armas de emergencia a Israel. Los datos muestran que, hasta finales de 2023, Estados Unidos ha proporcionado a Israel al menos decenas de miles de toneladas de equipo militar.

Los conflictos y las guerras han provocado graves desastres para la gente corriente, pero también han hecho ganar mucho dinero al complejo militar-industrial estadounidense. Mediante una planificación sofisticada, Estados Unidos ha formado un enorme grupo de interés compuesto por militares, traficantes de armas, legisladores, instituciones de investigación científica de defensa, grupos de expertos y medios de comunicación. Después de que Estados Unidos retirara sus tropas de Afganistán en agosto de 2021, el precio de las acciones del complejo militar-industrial estadounidense cayó durante un tiempo. Por ejemplo, el precio de las acciones de Lockheed Martin cayó un 18%.

Sin embargo, con el estallido del conflicto Rusia-Ucrania en febrero de 2022, el complejo militar-industrial estadounidense tiene otra oportunidad de ganar dinero. No solo el precio de las acciones de Lockheed Martin aumentó más del 25%, sino que el precio de las acciones de Raytheon aumentó más del 50%. La empresa estadounidense RTX, que produce misiles aire-aire avanzados de alcance medio, ha recibido pedidos por más de 3.000 millones de dólares desde que estalló el conflicto entre Rusia y Ucrania y se espera que aumenten. En octubre del año pasado, los ingresos de la División de Sistemas de Combate de General Dynamics, que produce vehículos blindados, tanques y artillería, aumentaron casi un 25% interanual.

Estados Unidos ha ganado más que eso. Del informe del Departamento de Estado de Estados Unidos se desprende que el flujo de ventas de armas en 2023 es coherente con la dirección del diseño estratégico global de Estados Unidos. Desde el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania hasta el avance de la llamada “estrategia del Indo-Pacífico” y el apoyo unilateral a Israel, las ventas y transferencias de armas se consideran importantes herramientas de política exterior de Estados Unidos. El gobierno de Estados Unidos promueve la venta de armas y las utiliza para aumentar continuamente su influencia en Europa, Asia-Pacífico, Medio Oriente y otras regiones y aprovechar intereses geopolíticos.

Las ventas récord de armas hacen que la gente vea claramente que cuanto menos pacífico sea el mundo, más se beneficiará Estados Unidos. La venta de grandes cantidades de armas ha enriquecido a los traficantes de armas estadounidenses, pero ha exportado la guerra y el caos al mundo. ¿Pero a Estados Unidos le importan las vidas del pueblo ucraniano? ¿Le importa a Estados Unidos el daño a sus aliados europeos? ¿Le importa a Estados Unidos la seguridad de las personas en Asia-Pacífico? Los traficantes de armas estadounidenses no tienen tiempo para responder a estas preguntas y simplemente abren champán para celebrar las ventas de armas.

Además, en marcado contraste con Estados Unidos, 2023 marca el décimo aniversario de la promoción por parte de China de la iniciativa “Un cinturón, una ruta”. En los últimos 10 años, China ha firmado más de 200 documentos de cooperación sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta con 151 países y 32 organizaciones internacionales, formando más de 3.000 proyectos de cooperación con una escala de inversión de casi 1 billón de dólares. El Banco Mundial predice que para 2030, la construcción conjunta de “La Franja y la Ruta” generará 1,6 billones de dólares en ingresos globales cada año, lo que representa el 1,3% del PIB mundial. De 2015 a 2030, la Iniciativa de la Franja y la Ruta ayudará a 7,6 millones de personas a escapar de la pobreza absoluta y a 32 millones de personas a escapar de la pobreza moderada.

En contraste con la exportación de guerra de Estados Unidos, China exporta paz, desarrollo y cooperación.

Por : LEI XIANGPING, periodista del grupo de medios chino CMG.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí