Entre boleros y tangos

Vivimos y sufrimos la política del bolero y el tango, una historia de amor y traición, que se debate entre el dolor y el abandono.

Estudiosos del tema destacan la conexión entre el bolero y el tango, que  hacen una vida y son las dos facetas de nuestra existencia. Al tango, se lo asocia a la violencia, la sensualidad,  al amor traicionero y fatal; mientras que  al bolero, se lo relaciona con romanticismo y amor ideal. Al ritmo del bolero y el tango vivimos la política de manera profunda, desbordada de vivencias, plagada de recuerdos, sentimientos y pasiones.  Vamos del enamoramiento a la decepción, del placer al dolor, de la ilusión al fracaso, de los sueños a las pesadillas. Como en los boleros,  después del ensueño, brota la  desilusión,  el desencanto, el sufrimiento y la soledad, hasta la pérdida de la inocencia y el desastre.

Entre boleros y tangos, dolor y abandono se debate una oposición fragmentada, conminada entre participar o no en las legislativas del 6D. En un “mano a mano” y “como dos extraños”,   Capriles y Guaidó  ahondan aún más las distancias y diferencias en una oposición atrapada entre  “Tango Traidor y Sabor de Engaño,  Mi último fracaso y Cenizas,  Pasional y Morir de amor, Arráncame la vida y Donde habita el olvido;  Confusión, Resignación y, Sin embargo, Volver”. 

Capriles, “Yo soy aquel”,  cuestiona a Guaidó, “Falsas Promesas”, por “jugar a ser presidente en internet”, suerte de impostor que con “todas tus artimañas”… “ayer prendiste fuego y hoy apagas mis ilusiones”. La oposición “prisionera de las “angustias de saber muertas ya la ilusión y la fe”, se debate entre el dolor y el abandono; entre  el falso dilema de votar o no votar. Se diluye entonces en innumerables dudas tales como participar o  abstenerse; negociar o replegarse;  protestar o rebelarse; invasión o defensa  del territorio nacional;  creer o desconfiar en Maduro y  los “pasos hacia la reconciliación”.   “¡Duda! que se clava como garra, que lastima, que desgarra…”

En el Mano a Mano entre Capriles y Guaidó,  la oposición escindida se confronta entre “Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor”… y “Con tus risas y promesas,  engañado me tuviste, en “un mundo de esperanzas e ilusiones”.

Cual “Tango roto”, la oposición  duda y finge “confiar porque es  más seguro que admitir que nos hemos extinguido”. @maryclens

Enlaces patrocinados