InicioOpiniónEntre locos e inmorales

Entre locos e inmorales

La campaña llega y todos sufren, si no locura, falta de ética. El gobierno nombra embajador un empresario a pesar de ser contratista del estado. Al tiempo, la oposición aplaude el secuestro de Saab como practica correcta en las relaciones internacionales. Mientras, van a elecciones sin propuestas o protestan las sanciones, en México, pero las apoyan en Miami.
En esto de locura o falta de ética y moral las 2 facciones de AD pasan agachadas: sobre todo cuando afloran los robos en Monomeros. Ayer abstencionista AD inscribió candidaturas: una para Bernabé, otra para Henry.

Lo que se juega es el 2024, cuando Bernabé y Henry salten a la palestra o empujen a uno de su equipo. Así, AD es el único partido que puede ganar alguna gobernación y en este cálculo saco a Rosales porque después de los robos en Monómeros ese no cuenta.
De manera que, mientras tanto, AD puede juntarse con Capriles, sacar a Guaidó y ser la conductora del 2024. Y así los gobernadores adecos tendrán más peso en las definiciones, si acaso una de las ADs no se interpone.

Henry apoya en Monagas a su “Jefe de Fracción” de la pasada Asamblea Nacional, quien integra la “Comisión Delegada” de ese cuerpo inexistente. Es Piero Maroun, pupilo de Henry, pero no de Luis Eduardo Martínez, a quien Bernabé empuja en Aragua como “presidenciable”.

Pero la administración yanqui añade su disparate y paga 600 dólares mensuales a los exdiputados de la camada Guaidó. Eso es inmoralidad, como que Guaidó pida la renuncia a la Asamblea Nacional “en el exilio” para los inexistentes exparlamentarios adecos y a otros que se han candidateado de gobernadores. AD afirmó que Guaidó exige que se cumplan los artículos de la Ley de Procesos Electorales “por venganza contra el partido que se opuso a que el interino reestructurara a su conveniencia Monomeros”.
En el caso de Maroum, ese no necesita los dólares pero tampoco puede renunciar porque el candidato es ficha de Henry por si acaso en Aragua gana el Burro Martínez, que es la carta de Bernabé.

En la locura de creer que son parlamentarios quienes ayer se abstuvieron, de robarse activos venezolanos para pagarle dietas a estos mamertos o de hacerse el legalista respecto a la Ley de Proceso Electorales, también cae Luis Florido pero no tiene chance, su juego es obstaculizar a Falcón.