InicioOpiniónFunesta desigualdad mundial

Funesta desigualdad mundial

Los diez hombres más acaudalados del planeta poseen más riquezas que los tres mil millones de personas más pobres. Este dato nos da una idea de cómo ha ido creciendo la desigualdad en la Tierra durante los últimos sesenta años. Alguien me comentó: “¿Qué hacen con tanto real?”. Y es que si esos diez supermillonarios del tope gastaran un millón de dólares cada día les tomaría 414 años disponer de su fortuna total. Claro, no cuentan con ese tiempo. Aunque de todas maneras se las arreglan para consumir bastante: en promedio, los veinte más ricos del mundo emiten 8.000 veces más carbono que los mil millones de seres humanos más pobres. Cuando las fortunas crecen hasta esos niveles desquiciados no tiene sentido decir: “Ellos se lo merecen, porque lo trabajaron”. Por más trabajador e inteligente que alguien sea es absurdo que llegue a acaparar tanto, mientras millones de personas igualmente esforzadas y laboriosas viven con limitaciones que les impiden desarrollar todas sus potencialidades, o incluso llegan a morir prematuramente por hambre o enfermedades curables: hombres, mujeres, niños, niñas…, vidas únicas, irrepetibles, perdidas en el foso de la miseria.

Tomo los datos del informe de Oxfam “Las desigualdades matan” (Enero, 2022). Como se sabe, Oxfam es una Confederación Internacional de 21 oenegés enfocadas en el combate contra la pobreza. Ellos explican que la desigualdad no es algo que simplemente “sucede”.

Es verdad que el funcionamiento de la economía capitalista tiende por sí mismo a generar desigualdad. Pero, más allá de ello, se trata de que, durante décadas, muchos en posiciones de poder económico, político o comunicacional se han dedicado a debilitar o destruir mecanismos y regulaciones que favorecen una mejor distribución de la riqueza. De esa riqueza generada por el trabajo de miles de millones de seres humanos. Así: debilitamiento de sindicatos, disminución de impuestos a los más ricos, restricción del gasto público en salud o educación, levantamiento de limitaciones a los monopolios y a los capitales especulativos.

Como señala una de las presentadoras del informe: “Hay dinero de sobra para resolver la mayoría de los problemas del mundo. Es solo que los millonarios y milmillonarios están acaparando estos recursos sin pagar la parte que en justicia les corresponde”.

@AuroraLacueva

Deja un comentario