Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioOpiniónIglesia Católica y socialismos

Iglesia Católica y socialismos

“La responsabilidad política de los cristianos”: tal es el título del importante documento escrito por el santo papa Pablo VI hace exactamente 50 años. En la línea de otros documentos a carácter social, este escrito hace porvenir, y más que cualquier otro se dedica a la respuesta a los problemas de actualidad. Cuatro grandes temas: 1) los problemas sociales más agudos de aquel entonces: emigración, racismo, mujer…2) un sustancial análisis crítico de las ideologías y los sistemas políticos; 3) sobre la necesidad reconocida al compromiso cristiano en la acción política; 4) sobre la diversidad de opciones aceptables en el marco de las exigencias cristianas.

De los escritos pontificales, es indudablemente el documento más orientado hacia el análisis político. El autor papal está consciente de esta situación. Desde el inicio la acepta. “Al hacerlo, sin olvidar por ello los constantes problemas ya abordados por nuestros predecesores, (queremos) atraer la atención sobre algunas cuestiones que por su urgencia, su amplitud, su complejidad, deben estar en el centro de las preocupaciones de los cristianos en los años venideros”. Título del aparte: “Amplitud de los cambios actuales”. Un “actuales” que ha palidecido después de medio siglo.

En ese marco, hablar de política no es una novedad. El papa lo reconoce: la confrontación entre los socialismos y la Iglesia es el producto de una larga evolución. Pero en su Carta, el papa invita a reconocer la diversidad presente en las corrientes socialistas, y pide a los cristianos que produzcan con ellas un verdadero discernimiento, antes de pasar a la acción política. Enhorabuena.
Históricamente, el socialismo siempre ha tenido para con la Iglesia unas relaciones difíciles. Y viceversa. Pablo VI, en su Carta, reconoció la evolución presente en la mente de numerosos cristianos. “Se impone un atento discernimiento”, aconseja el Pontífice. En todo caso, cualquiera sea finalmente la opción, “la perspicacia permitirá a los cristianos analizar el grado de compromiso posible en esa vía, salvándose los valores de libertad, responsabilidad y apertura a lo espiritual”. Visiblemente, aun con toda la prudencia del mundo, el mismo Pontífice ha alimentado la evolución de mentalidad cuya ola es activa en la actualidad.

Sacerdote de Petare