Imperiofobia o imperiofilia

Tuve la nefasta experiencia de toparme con el libro de María Elvira Roca Barea: Imperiofobia y Leyenda negra, Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio Español.

La autora se propone darle una nueva significación a los conceptos de imperio, leyenda negra e imperiofobia. Tacha los temas como una patología cuyo origen está en la envidia, la hybris que despierta en nosotros los subdesarrollados el éxito de los imperios. Analiza los casos de imperiofobia para llegar al imperio español.

Su objetivo “explicar” que los relatos actuales, sobre todo del imperio español, se basan en ideas que fueron embotelladas por genios perversos, como fake news, para mover sentimientos irracionales, sin fundamento en hechos reales.

Fenómeno que ha creado, según Roca Barea, en América Latina y caribeña una “insensata e interesada hispanofobia” para justificar el histórico fracaso de nuestras repúblicas desde el momento -¡oh error!-, que decidieron romper sus lazos de la madre España. Maldición que la autora asegura aún expiamos. A pesar de las “ayudas” que siempre nos han prodigado los imperios y que nosotros hemos y seguiremos malgastando.

Expone una discutible tesis por la cual en el modo de vida antes de Colón, “los aborígenes eran felices viviendo en un estado de perfecta igualdad edénica, y que éste ideal moral superior, ni los mansos franciscanos ni los más circunspectos budistas lo han conseguido”. Afirma: “Guste o no a los utopistas la mayoría de la gente prefiere ser ricos a ser pobres”. Por ello, LQQD, terminan en sociedades productivas y organizadas como las que sueñan los neoliberales. Así descubrimos a quién dirige el libro su objetivo: y, -como ha podido decir Franco-, “es necesario para que exista sociedad humana la existencia de jerarquía y poder”.
Pero, topa con la pared de los profesores de la Universidad Complutense César Vidal y José Luis Villacañas, que expresan: éste libro es muestra simple de cómo escribir para empobrecer la lengua y su gramatica: “es uno de los libros peor editados en nuestra lengua”. Usa técnica de citas, hasta de internet, para escamotear reglas metodológicas. Es un emporio de falsedades y ausencias sobre la conquista española; paradigmática, su omisión, de la Encomienda, una de las formas más brutales de esclavitud del prontuario del imperio español, que conozca la humanidad.

Roca Barea escribe un libro para glorificar su imperiofilia. Imposible recomendar su lectura.

 

Enlaces patrocinados

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com