InicioOpiniónLa amenaza como estrategia política

La amenaza como estrategia política

Quien amenaza a su enemigo,
no las tiene todas consigo. (Anónimo)

En el mundo político venezolano, hay un tema que tiene “calentando el ambiente”, por lo menos desde el punto de vista mediático, para que el supuesto o real amenazador analice las posibles reacciones de las y los que considera como sus amenazados, y que permite evaluar los sentidos y significados de las amenazas políticas, con una simple pregunta: ¿a quién beneficia la amenaza ficticia o concreta desde el punto de vista político?
En los actuales momentos, de este segundo semestre del año 2023, nos encontramos con “unos estratégicos forcejeos” entre los distintos actores y grupos políticos, que están buscando ganancias políticas y posicionamiento positivo, en el escenario nacional e internacional, en la que todas y todos quieren presentarse como “las y los buenos de la película”.
En donde las amenazas se han ido desarrollando de manera exponencial, comenzando por la Unión Europea y el imperialismo estadounidense, en la que siguen utilizando las sanciones y bloqueos, para chantajear a Venezuela, con su nueva amenaza: “las sanciones serán incrementadas, en caso de que no eliminen las inhabilitaciones políticas”.
Y qué decir del insólito caso del prófugo de la justicia venezolana y ex interino, cuando amenazó duramente a Venezuela al lanzar varias bombas verbales antipatrióticas, desde la comodidad de un exilio dorado en Miami: “estoy de acuerdo con aumentar las sanciones”. “Si se meten con las primarias, debe aumentar la presión internacional”. “Puede haber diferentes criterios sobre las sanciones, pero eso al final no importa”.
Tenemos el caso de la precandidata ultraderechista María Corina Machado, quien ya lanzó su amenaza: “voy hasta el final. No importa que esté inhabilitada, tenemos la fuerza para derrotar al chavismo”. “Las sanciones y los bloqueos son nuestro gran apoyo”. “Venezuela no podrá contra los Estados más poderosos”. La gran amenaza de la ultraderecha internacional es que “o le quitan la inhabilitación a María Corina o apretamos las sanciones”.
Y no podía faltar el brutal radicalismo antichavista en las redes sociales, que están amenazando al Gobierno nacional con detonar una espiral de violencia en la calle, con guarimbas y una guerra civil, si no entrega el poder…
Politólogo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí