Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioOpiniónLa bitácora del Guaco

La bitácora del Guaco

Hay gente que uno conoce ya vieja, no fue su caso, pues lo conocí en lo que llaman la edad madura, y ese momento estaba al frente del movimiento cooperativista del Zulia.

Cualquiera que lo conociera, casi de inmediato iba a ser testigo de una gran sonrisa, acompañada de un sonido que no lo escucharía en ninguna otra persona, de tal manera que esa era la carta de presentación de su alegría.

A esas alturas ya era un militante con muchas naves quemadas, muchos caminos y procesos andados, de los cuales resaltaba su profunda militancia en la Liga Socialista, donde cultivó su elevada capacidad de argumentación que requería de tesón y hasta carácter para rebatirla.

Siempre fue un camarada en una búsqueda constante, de tal manera que de manera permanente tenía una o varias ideas en la cabeza y te convocaba a deliberar sobre ellas y a echarlas andar, de tal manera que su espíritu te animaba al trabajo colectivo y desde las bases, y como muestra de ello recuerdo sus aportes en el análisis para entender las guarimbas, así como para enfrentarlas. Y no poco aportó en aquellos días de apagón eléctrico y luego en los tiempos de guerra económica.

Siempre fue notable su solidaridad, que soportó muchas pruebas, sin que recuerde una que no haya pasado. Vivió de puertas abiertas y recibiéndonos permanentemente con música a quien le visitaba.

Era un contador de historias por excelencia, aunque bromeando nos decíamos en términos maracuchos que había algo de “brollo”, lo cual no le avergonzaba en absoluto. Esta cualidad le permitió exprimir una pasión de la cual ya se le veían talentos, es decir, trabajar desde la historia y una perspectiva particular: la historia insurgente, y así fue rescatando personajes ninguneados y rezagados a propósito. En esa labor, asumió la idea de bitácora como fórmula para contar nuevas historias sobre nuestro pueblo y nuestras luchas.

Eduardo Ríos, o como le decíamos entre camaradas el “Guaco” forma parte de una generación que se está apagando, aunque él lo ha hecho de manera prematura, pero esta generación no ha sido estéril, por el contrario, gracias a su espíritu de lucha, ha sembrado mucho y algunos frutos ya se ven, otros están por verse.

Recordamos parte de su vida y obra, desde allí nos anima para continuar la lucha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí