Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioOpiniónLa censura

La censura

Mucho se habla de la censura y siempre se asocia de manera directa con los gobiernos, de hecho, hay periodistas que ingenuamente sostienen que el ejercicio profesional debe estar siempre enfrentado a los gobiernos, porque si no los confronta no es periodismo.

Pocos son los que se atreven a develar a los verdaderos cuellos de botella del control de la información de una manera frontal. ¿A cuántos periodistas, de esos que son “estrellas” en los medios autodenominados “libres” hemos escuchado hablar del fenómeno de la monopolización del espectro radioeléctrico? ¡Ninguno! Todos dependen económicamente de ese sistema de medios capitalistas que asumen el monopolio de los medios como algo natural del ecosistema en la economía capitalista.

La monopolización del espectro radioléctrico supone una concentración excesiva de este recurso que es público en manos de pocas empresas y carteles económicos.

En 1980, el Informe MacBride advertía, desde la Unesco, la enorme desigualdad entre los países desarrollados y el resto de las naciones, en cuanto al acceso a la información, el control de las tecnologías de comunicación, la concentración de poder mediático en unas clases sociales económicamente dominantes como amenaza directa a la libertad de expresión.

La propiedad de los medios es uno de los meollos de aquella discusión que hoy reincide con los portentosos “genios” que controlan las principales redes sociales e imponen las dictaduras del algoritmo, autoabrogándose el poder de decidir qué se puede viralizar y qué no puede masificarse en esas plataformas.

La libertad que algunos creen tener no es más que un espejismo propio del candor de los que no están bien informados.

Si a la monopolización de la propiedad de los medios le ponemos el apellido de la cartelización de contenidos, tenemos un cóctel delicioso para el análisis, los medios capitalistas juegan con titulares y fotos pero la orientación de sus “noticias” siempre está dirigida a favorecer los intereses de los grupos económicos y políticos que forman parte de la élite influyente.

Es esa minoría selecta, de facto, la que funge como rectora de todo lo que se lee y se consume en medios y redes, razón tiene Nicolás en denunciar censura, él no posee el linaje de esa macolla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí