La diferencia

Las elecciones para conformar el nuevo parlamento es fundamentalmente un escenario para el chavismo, pues la oposición que participa poco trabajo político con su gente ha emprendido. En las calles se observa, es al chavismo buscando movilizar a su base electoral, por un lado el Gran Polo Patriótico, con el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) a la cabeza; y por otro a la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), con el Partido Comunista de Venezuela en el frente. El Psuv cuenta con la maquinaria electoral probada y respaldada, mientras en la APR se presenta más modesta y artesanal. Para seguir entendiendo la dinámica electoral es válido preguntarse ¿Qué diferencia a la APR como expresión chavista en estas elecciones?.

La APR es un movimiento aluvional de reciente data, que es producto de tensiones no resueltas al interior del chavismo; que se ha constituido como una estructura con propósitos electorales, aunque pretende ser una plataforma de lucha de largo aliento y transelectoral. Manifiestan coincidir en principios como: antimperialismo, socialismo, rescate del legado de Chávez; pero con un cuerpo programático común, en proceso de definición. 

En los discursos de los y las dirigentes de la APR observamos otros elementos comunes, sin querer jerarquizarlos, encontramos que se presentan como una referencia ética y de coherencia; también reivindican una posición de clase: la trabajadora, además están animando a esa base del chavismo desencantada por parte de la dirigencia del Psuv y las orientaciones para enfrentar la crisis generada por la implementación de las medidas coercitivas unilaterales.

Es ingenuo esperar que la Alternativa Popular Revolucionaria logre una mayoría, pero si es importante constatar que desde el chavismo se comienzan a expresar otras voces, que eventualmente contribuyan a poner en debate algunos temas pendientes, como el salario, en la Asamblea Nacional. Con cualquier resultado, esta participación aporta a la APR fortaleza a su proceso de acumulación orgánica, para incidir en la correlación de fuerzas dentro del chavismo, lo cual no está exento de amenazas. 
La mayoría de los que somos chavistas, somos los de a pie, así que esté seis de diciembre vamos a votar, como expresión de conciencia política.  

 

Enlaces patrocinados

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com