La Dubai suramericana

Dubai es un enclave anglosionista en el medio oriente. Paraíso de la corporatocracia; ciudad global que la élite minoritaria usa y junto a Singapur, Mauricio, Qatar, aparecen como los centros de lavado internacional por excelencia. Desde la llegada de Chávez la gobernanza (neoimperio) dirige su arsenal contra Venezuela: hoy nuestra Guayana Esequiba y el Golfo de Venezuela están en la mira.

En esta nueva etapa de acumulación originaria, ahora por desposesión vía poder blando, ONU y CIJ, pretenden ocupar territorios, recursos y devastarnos.

Guyana, gracias a nuestra pasividad, malinterpreta el Acuerdo de Ginebra del 66, y violándolo otorga concesiones: Exxon Mobil, Shell, Repsol, Sands Springs INC, Biocapital, Mun Brasil Venture INC, Reunion Gold Corporation, Anadarko Petroleum Corporation, Eco Atlantic, Bai Shan Lin DTL, SC Mineral LTD, Tullow Oil, CGX, Hess, Enian Service Limited y la Guyana Goldfields INC, operan libremente y financian el litigio y lobby corporativo ante la CIJ.

Y el 30 de junio pasado realizaron contra sus propias normas y modificando a última hora el Reglamento “audiencia telemática” para conocer el caso, sin mayores oposiciones de nuestra parte. En el fondo el litigio no es solamente por los recursos, ni por la posición geoestrátegica, sino por nuestra condición Bolivariana caracterizada por una República propietaria terrateniente nacional antiliberal.

De allí, el ataque, acoso, sanciones, bloqueos y ahora sentencias forjadas que apelando a la excusa moralina de la “pacificación”, tratan erróneamente de renunciar “al uso de la fuerza” como reza el Memorándum consignado por los “expertos que nos defienden” ante la CIJ en parte in fine, lo que resulta inconstitucional pues la defensa del territorio y su integralidad es irrenunciable.

No es solo un pedazo de mapa con líneas punteadas, con un enorme caudal de recursos mineros, hidrocarburíferos, hídricos y forestales. Es también contra la esperanza que despertó Bolívar y Chávez en toda la América Meridional.
Recordemos: Venezuela es libre y va a ser independiente: desconózcannos todas las potencias del universo… triunfaremos contra quienes se opongan a nuestra felicidad. Seremos un pueblo independiente o dejaremos de existir entre los pueblos de la tierra (Palacios Fajardo 1811).

El Sol de Venezuela nace en el Esequibo!!
Constituyente