InicioOpiniónLa hora del dólar

La hora del dólar

La semana pasada el economista Jesús Faría dijo: “Ya el control cambiario se había agotado, eso está absolutamente claro, y se tenía que liberar para estimular la entrada de divisas, para ajustar los precios debidamente, para que la economía entrara en un clima de confianza”. Cuando le preguntaron por la proliferación de bodegones con productos importados, respondió: “Eso es uno de los síntomas que yo percibo como recuperación de la economía. Se está abriendo el mercado. Por primera vez en la historia los actores privados están trayendo sus divisas y sus recursos para invertirlos en el país. Están dejando de chupar de la teta del Estado. Eso es un síntoma incipiente positivo”.

Por su parte, Andrés Eloy Méndez afirmó: “La gente perdió el temor. Siente ya resguardo de sus inventarios. Hay abastecimiento. Se está utilizando como referencia contable el dólar. ¿Para qué? Pa’ proteger mi inventario. Me dicen: ‘Pero la gente va con dólares a todos lados’. Es que ya no hay ilícito cambiario. Lo importante es que el pago que tú hagas, indistintamente si lo cambias en la calle o se lo cambias al dueño del comercio, se ponga en la factura en bolívares y se paguen los impuestos”.

Le preguntaron si eso no significa una dolarización de la economía. A lo que respondió: “Claro que no. Porque la dolarización es entregarle la emisión del cono monetario al Departamento del Tesoro norteamericano. ¡Eso no va a pasar! Que en un país atacado, que viene de una hiperinflación, exista una unidad contable, llámese petro, euro o dólar, el que tú definas para darle estabilidad y proteger tus inventarios y también el salario, eso es viable perfectamente”.

Entonces, si prestamos atención, en el discurso de los especialistas del Gobierno el dólar pasó de ser una amenaza para la economía a ser una especie de aliado salvador de la misma. Como el presidente Maduro lo llamó: “Una válvula de escape”. Así, el discurso va encaminado a construir ese“clima de confianza” para que actores económicos pongan más dinero en circulación.

Pero, lejos de estabilizar el tipo de cambio y mucho menos los precios, al menos hasta ahora ocurre todo lo contrario. Por lo que uno no sabe si este paso del dólar por las filas de la Revolución será algo permanente o ya no tardará en volver a saltar la talanquera.

@ÁngelDanielCCS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí