InicioOpiniónLa siembra de Chávez

La siembra de Chávez

Hoy se cumplen 9 años de la siembra del comandante Hugo Chávez, que desde el 4 de febrero de 1992, se convirtió en la esperanza del pueblo venezolano y referencia de la política nacional y mundial, cuando comandó el fallido golpe de Estado y declaró su célebre frase “Por Ahora, los objetivos no se consiguieron”, pero que se consolidarían siete años más tarde.

Nacido en Sabaneta, en Barinas, el 28 de julio de 1954, Chávez proviene de una familia humilde, con ambos padres educadores, de allí los valores que lo acompañaron durante toda su vida, personal y política. Conocí a Hugo Chávez cuando era cadete de la Academia Militar, allí también le presenté a mi padre José Vicente Rangel Vale, quien se convirtió en su amigo y camarada de lucha.

El 30 de agosto de 1992, Hugo Chávez, desde la cárcel de Yare, ofrecía su primera entrevista, el periodista mi padre, quien se encargaría de difundir el mensaje de aliento enviado por el comandante, para que el pueblo venezolano no desmayara en su lucha por romper el esquema de dominación puntofijista, creados por los partidos tradicionales.

Después de su salida de la cárcel, lo acompañé, en su proyecto político, que decantaría en su elección como presidente de la República, en el año 1999 hasta 2013, fecha de su despedida física, pero no de su legado, de su pensamiento, que se mantiene en la memoria, sangre y corazón de la mayoría de los venezolanos. “Chávez ya no soy yo, yo soy un pueblo que se hizo rebelde, que se hizo libre”, fue otra de sus frases que se convirtió en profecía.

A 9 años de tu siembra, aquí estamos rodilla en tierra defendiendo tu legado. ¡Chávez vive, la lucha sigue! Venceremos.