InicioOpiniónLa simplificación administrativa

La simplificación administrativa

En cualquier organización de la administración pública de los distintos niveles institucionales, existe un principio fundamental cuya práctica es esencial en la obtención de respuestas rápidas, concretas y simplificadas, lo cual se encierra en la elemental expresión “oportuna respuesta”. Ella expresa el valor o comportamiento básico de las actuaciones de los órganos públicos en la misión cotidiana de llevar un ritmo idóneo en todas las tareas y funciones que le están encomendadas por la norma jurídica de cualquier jerarquía o naturaleza. Es su ADN fundamental, indispensable.

Esa orientación elemental ha de ser una práctica habitual, cotidiana en cualquier nivel de los órganos públicos, nacional, estatal y municipal. Quiere decir que en esos tres niveles ha de imponerse un ritmo sostenido que cumpla con la simplificación de la actuación en búsqueda de la oportuna respuesta ante el requerimiento ciudadano o llamado entonces el administrador.

En la simultaneidad de una conducta pública, en cualquier nivel institucional de que se trate lo que debe manifestarse en la producción del actuar de la administración pública. De ahí entonces la exigente misión que deben cumplir los órganos públicos, sin excepción, en los resultados de su actividad ordinaria y extraordinaria provenientes de la administración pública, independiente de su nivel.

Sin embargo, buena parte de la conducta funcional insiste en las permanentes revisiones de cada órgano en la producción de resultados por muy rutinarios que estos sean. Si cada nivel o etapa ha sido agotada con normalidad ¿por qué retardarla consecutivamente?

Los cuadros administrativos han de adoptar una conducta en la producción de resultados que emanen de la organización. Las reuniones de trabajo de evaluación que realice la organización, cualquiera que ella sea, ha de insistir en la búsqueda de la simplificación y rapidez de sus actos. De esa conducta sostenida se obtendrán resultados que satisfagan a la ciudadanía y se cumplirá con los valores del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí