InicioOpiniónLey contra la libertad de expresión

Ley contra la libertad de expresión

Ellos se pueden expresar, pero los otros no. Se trata de la libertad de expresión aniquilada por quienes gobiernan y dominan la sociedad con sus medios y poderes al punto que -como se ha dicho- buscan presentar la libertad que ellos solo disfrutan como una libertad supuestamente conferida a todos. Es lo que está sucediendo con la fementida libertad de expresión que invocan en EEUU para negar la auténtica autonomía que se ejerce sin tapujos. Pero siempre habrá una causa oculta cuando hablan y se jactan de la defensa de la libertad de expresión. Esto comenzó a verse cuando aparecen países como China y Rusia que hoy atraen la atención por su poderío económico, militar, cultural y desarrollo social frente a las tradicionales potencias capitalistas, especialmente Estados Unidos y Reino Unido.

Los eternos defensores de la libertad de expresión y de la “sociedad libre” se consideran con derecho a impedirle a otros el ejercicio de esa libertad. Es el caso del tik tok chino que EEUU pretende aniquilar mediante una ley que prohibirá en territorio estadounidense la señal de tal plataforma tecnológica de videos cortos; es decir, el pueblo norteamericano no podrá ver los videos de tik tok. Por supuesto, esa es la libertad de expresión que te diseña el capitalismo, la que ellos quieren disfrutar y te la imponen para que tú también la disfrutes, porque la otra, la que no quieren que veas porque representa “una amenaza a la confidencialidad de los datos de estadounidenses y a la seguridad nacional”, es para ellos la no libertad de expresión. O sea, la eterna excusa: es una red que amenaza. Igual como aquel decreto que calificó a Venezuela como una “amenaza inusual” a la soberanía de EEUU, por lo que hoy estamos sancionados y bloqueados.

No es exagerado afirmar que la ley que pretenden aprobar en EEUU lesiona la libertad de prensa y de medios de comunicación que históricamente se ha constituido en derecho que se ejerce libre, sin interferencia del Estado y sin censura previa. No es difícil imaginar la gravedad de esta ley contra tik tok que nos devuelve a la memoria de aquella década de los 50 del siglo pasado cuando el “macartismo”, inspirado en su fobia al comunismo, persiguió a la expresión del pensamiento. Hoy, la persecución se presenta igual como ayer, o lo que es lo mismo: confrontar una ley con la Primera Enmienda para aniquilar la libertad de expresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente