Los 80 años de Acción Democrática

Acaba de arribar a este tiempo prolongado y respetable el partido político AD. Tuvo en su nacimiento y evolución otros nombres ORVE, ARDI, PDN. Ha sufrido tres divisiones o escisiones, MIR, ARS y MEP, a las cuales se ha sobrepuesto a pesar de que en cada una existió una particularidad. Recientemente hubo una nueva disputa interna en la que intervino el T.S.J., el cual declaró la legalidad del conglomerado mayoritario.

La primera fue más bien una escisión impulsada por un factor de izquierda, localizada sobre todo en la juventud del partido y algunos otros cuadros de otros sectores. La segunda repercutió en la dirigencia nacional, no tanto en la regional. La tercera fue la de mayor repercusión y numerosa, en la que áreas importantes del partido, como la sindical y magisterial apuntalaron la separación y fundaron el MEP.

Ahora estamos en los 80 años de existencia, ocurrida esa situación narrada, todavía no asentada, de la que se tenga una información pormenorizada de la dirigencia del grueso de la organización.

AD es hoy el partido más numeroso y mayoritario de la oposición nacional, Dispone de una organización a lo largo del mapa político, con su estructura estadal y municipal, con las áreas funcionales que le dan presencia importante en tales niveles. En las próximas elecciones de gobernadores, alcaldes, legisladores regionales y concejales acudirá en alianza con otros partidos lo que acentuará su presencia aún con los apoyos a las otras organizaciones del acuerdo político en las instancias señaladas.

Veamos ahora otros aspectos de importancia. ¿Qué hacer con la doctrina y las tesis de distintas áreas de la organización? Tendrá que pensar en las revisiones y ajustes pertinentes por los cambios de diferente tenor surgidos en las mismas, aunque no serán de naturaleza radical, sino más bien las naturales adaptaciones obligantes en los límites de la doctrina social demócrata. Se trata de visiones, ideas y escenarios que han surgido de manera incesante y que resulta obligante encuadrar.

En esa importante exigencia debería acudir a los profesionales y expertos de diferentes áreas: la ciencia política, el derecho, la economía, la sociología, la historia… Todo ello se entronca con los principios de la democracia interna y flexibilidad que pueden aportar los estudiosos nacionales y del exterior. Son los partidos políticos los modernos instrumentos de la coexistencia de los
esquemas de pensamiento del mundo pluripolar no excluyente.

 

Enlaces patrocinados