InicioOpiniónMarchas de luchas arrechas

Marchas de luchas arrechas

La SEXO-género diversidad
no es una conducta aprendida, ni una conversión súbita. Yo digo que no, yo digo que todos los días somos trans. Todos los días debemos cambiar si queremos transformar la sociedad (…) lo inmutable no es revolucionario
Rummie Quintero Verdú

La profusión de “estudios de género” no se debe únicamente a una curiosidad por la sexualidad. La razón es política, pues el género es el fundamento arcaico y vigente del poder.

El género puede ser una asignación sexual política. Sexualidades dominantes y dominadas, construidas como géneros donde la heterosexualidad es la dominancia. La masculinidad heterosexual, blanca, burguesa moderna y patriarcal constituye la sima, lo bello y lo bueno.

Por debajo de ella existen una serie de cuerpos discapacitados, minusválidos, enfermos crónicos y deficientes inventados histórico-culturalmente. Desde las mujeres, niñas o niños hasta cualquier sexualidad divergente, disidente e insurgente necesariamente sujetos de control, sujeción, disciplinamiento, curación, medicación, opresión, exclusión y vigilancia.

Que deben ser productores de mercancías y reproductores de otros productores-reproductores, concebidos como máquinas con órganos y fluidos reproductivos.

Toda sexualidad no reproductiva es condenada, en tanto no quiere, no puede o no debe contribuir a la reproducción del cuerpo sano de la nación. Homosexuales, transexuales, lesbianas, bisexuales…, pero también los cuerpos colonizados, inmigrantes, indios, afros, excluidos, oprimidos, discapaces e incapaces para la sanidad de la nación.

La sexualidad heterosexual reproductiva cuyo mandato es referido a úteros y esperma, va superándose por las luchas feministas cuya subjetividad no podía restringirse a ese breve espacio.

La heterosexualidad capitalista cede ante las sexualidades insurgentes, pero cambia de estrategia, no las patologiza, trata de integrarlas como consumidoras de mercancías farmacéuticas, pornográficas y fashion. Dividiendo las luchas de les condenados de la tierra.

Frente a esa trampa, sigamos marchando con tacones cercanos, próximos y prójimos.

Este viernes se inaugura la exposición Luchas, maricas y marchas. Fotografías de Willinton Barco en el Museo de Bellas Artes, organizada por Centro de Estudios de Caracas, el Centro Internacional para la Descolonización en homenaje a nuestra querida compañera Rummie Quintero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente