Mi padre

El 10 de julio, mi padre José Vicente Rangel Vale, habría cumplido un nuevo año. A él dedico esta mi primera columna en este prestigioso diario. De mi padre, no solo aprendí los principios y enseñanzas propios de la familia y el hogar, sino también de su valiente trayectoria como político y periodista dedicado al combate contra las injusticias, los atropellos, las torturas y asesinatos, que caracterizaron una etapa histórica Acompañé a mi padre en sus tres campañas como candidato presidencial, en el contacto directo con los venezolanos más sufridos y olvidados por los viejos partidos, con la meta de encontrar un cambio para su redención social También lo acompañé en circunstancias muy difíciles, siendo ministro de la Defensa el 11 de abril de 2002, cuando el terrible golpe de Estado, viéndonos sometidos a graves amenazas que obligaban a elevar el coraje y la decisión personal. Las enseñanzas de mi padre me han servido en el desempeño de destinos públicos, como la Alcaldía del municipio Sucre, donde sus lecciones, sus experiencias y sus consejos me han permitido desarrollar una gestión comprometida profundamente con los intereses y necesidades de los mirandinos. Por ello este espacio será la ventana semanal para divulgar el acontecer de los pobladores de esta región. l