Miranda, signado por la mala suerte

Sin lugar a dudas que El Precursor Sebastián Francisco de Miranda fue un ser perseguido y acosado por la mala suerte, pues, no obstante haber reunido en su carrera militar diversos rangos comenzando por los de España por haber luchado con éxito contra los moros en Marruecos y los piratas en Argelia y otros escenarios del colonialismo español, fue uno de los que entraron victoriosos después de montar “el sitio de Pensacola” en la guerra de independencia que la United State of American mantenía con los ingleses, además de otras acciones que determinaron el triunfo del general George Washington en Yorktown. No obstante, además de haber realizado una brillante carrera castrense , fue a morir en una prisión (La Carraca) de la península hispana, el 14 de julio de 1816, día cuando exactamente se estaban cumpliendo 27 años de la Toma de la Bastilla, hecho con el cual se le estaba dando inicio a la Revolución francesa de la que llegó a ostentar el título de mariscal de Campo, siendo el cuarto de los 22 de esa gran mutación revolucionaria que tuvo la humanidad y gracias a ello su nombre figura en el Arco de Triunfo de París, en una de cuyas cárceles pasó 17 meses. Luego de transitar el camino triunfal, cae víctima de la traición de su jefe Charles-Francoise du Perlir, conocido como Dumoriez, quien le endosó sus errores y finalmente se pasó al enemigo y de los borbones cuando fue derrotado en Neerwinden. Al salir de la prisión el primer caraqueño universal fue elevado en hombros por los parisinos. También fue coronel del Ejército ruso por disposición de Catalina la Grande.

El 10 de diciembre de 1810 Miranda arriba a La Guaira y es aclamado por la gente del puerto. En Caracas hubo vivas pero no la alegría mantuana, pues “era hijo de un panadero”; sin embargo, fue designado como generalísimo hasta el 25 de julio de 1802 cuando es apresado en La Guaira y enviado a la prisión en Cádiz.

Triunfó en La Victoria, pero firmó un acuerdo que Domingo Monteverde violó y así fue a tener a la prisión. El pasado 28 de marzo se cumplieron 271 años de su nacimiento en la esquina de Padre Sierra en pleno centro de Caracas.
Ciertamente a este extraordinario venezolano lo persiguió la mala suerte y se nota en tan largo historial biográfico que ante tantos hechos positivos predominó el de la tragedia que determinó el final de su vida.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>