InicioOpiniónMuchos perdedores en Barinas

Muchos perdedores en Barinas

Ojo, el país tiene más opciones que ser chavista o  escuálido. Y siendo yo más bien libertario no caigo en alguna de esas definiciones, pero igual comento nuestra realidad.

En la elección de Barinas para mí no hubo ganadores sino más bien el resultado abultó la cifra de perdedores. Unos gobierneros… otros guaidocistas.

En tal sentido recuerdo que hace poco califiqué por  adelantado esa elección como intrascendente. Sigo sin cambiar de opinión.

Aún así, celebro la derrota de quienes imitando los pistoleros ventajistas… torcieron la ley al presentarse como candidatos para dirigir un  estado en el que un mes atrás no figuraban en el REP cómo simples electores.

También resalto que a la cabeza de los perdedores está la corrupción. Cínica,  impúdica e impune esta práctica que corrompe desde los más jugosos contratos del estado hasta la bolsita Clap, es la responsable hacer ineficientes los recursos del estado.

Otros derrotados fueron quienes cayeron en Barinas de  paracaidistas –algunos hasta votaron- pensando que bastaba con montarse en una tarima a repetir mantras para que la gente votara por Arreaza.

¿Y qué de la familia fundadora que pretendió hacer de Barinas un  santuario laico que les pertenecería a la eternidad a los  Chávez? Creo que recibieron una lección gratuita.

Finalmente fueron derrotados por inmorales quienes pensaron que  tras tantos años de abusos… el elector barinés iba a cambiar el voto… por un electrodoméstico.

Pero del otro lado veo derrotados y no solo los que ayer  maldecían el voto y ahora bailan el triunfo de Garrido… en especial quienes hacen fanfarria por una presunta victoria democrática “del pueblo barinés”.

El problema estriba en que el mayor segmento del electorado  fueron los abstencionistas ya que el 41 % del REP ni se molestó en ir a votar. ¿Será que esos no son “pueblo”?

Y con ese cuadro uno se pregunta si es posible ser optimista en nuestro país: me pregunto y me respondo… sí… desde luego.

La pelota ahora viene para el home del Presidente y en el otro inning para el del nuevo gobernador.

Si se dejan llevar por la mediocridad… la elección de Barinas para Garrido será arranque de potro y parada de mula.

Y si el Presidente sigue culpando a “otros”… esta elección intrascendente puede ser la primera piedra del 2024.