No nos quieren

¿Qué debe hacer una persona cuando va a una reunión y comienza una provocación contra ella que gradualmente se convierte en agresión desmedida? La respuesta es una sola: irse. ¿Qué debe hacer un país que pertenece a un modelo que no le reconoce su presidente legítimo, que le asalta el oro, que le roba empresas, que lo agrede sistemáticamente a través de una guerra híbrida, que le despoja de parte de su territorio y que lo somete contraculturalmente inoculándole dependencia para enajenarlo? No hay dos o más respuestas sino una sola: salirse de ese modelo.

El modelo civilizatorio que impuso el Estado Liberal Burgués es el del grupo de los siete, es decir, la élite de países que han esculpido a su semejanza un proyecto atroz otrora colonialista hogaño imperialista cuyo peso político, económico y militar se traduce en una terrible desigualdad mundial. A la cabeza de este aquelarre geopolítico está Estados Unidos cuya historia y presente está ha hecha de los más fieros arsenales terroristas en Florida (1817), México (1846-1848, 1911, 1914, 1917), Argentina (1852, 1976), Nicaragua (1853,1854, 1855, 1894, 1910, 1912, 1926, 1927, 1931, 1933, 1934, 1956, 1981, 1990), El Salvador (1855, 1931, 1980), Honduras (1855, 1924, 1931, 2009), Uruguay (1855), Paraguay (1859), Panamá (1865, 1904, 1908, 1918, 1925, 1941, 1964, 1981, 1989), Cuba (1898, 1901, 1906, 1952, 1960-2019), Puerto Rico (1898), Guam (1898), Filipinas (1898), Hawai (1898), Colombia (1903, 1948-2019), República Dominicana (1904, 1907, 1916, 1930, 1965), Venezuela (1908, 1948, 2002-2020), Haití (1915, 1994), Guatemala (1920, 1954, 1960, 1966, 1967), Guyana Holandesa (1941), Hiroshima y Nagasaki (1945), Vietnam (1955-1975), Ecuador (1961), Brasil (1964), Bolivia (1967, 2008 y 2019), Chile (1970-1973), Granada (1983), Yugoslavia (1999), Afganistán (2001-2014), Irak (2003-2011), Libia (2011) y Siria (2011-2019).

El resto del grupo es el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, es decir, la madre patria de Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Japón y Canadá. Además, la Unión Europea cuenta con representación política. En el G7 se acumula más del 64 % de la riqueza global (263 billones de dólares USD).

¿Qué debemos hacer? Profundizar nuestro modelo bolivariano y buscar resguardo y apoyo de China, Rusia, Irán, India, Siria, Corea del Norte, Vietnam, Cuba y Nicaragua. ¿Por qué? Porque es la única manera de cocrear el Socialismo Bolivariano como opción ético-política para nuestra nación en defensa del legado bolivariano reencarnado por Hugo Chávez. Estamos en la imperiosa necesidad de confirmar nuestra determinación de materializar los propósitos del plan de la patria, mediante un proyecto cultural que le sea orgánico, lo que implica entonces establecer una ruptura categórica con la contracultura sustentada en una lógica perversa que le es ajena a la Patria de Bolívar.

Enlaces patrocinados