No se suiciden

Una de las más luminosas periodistas de la derecha venezolana publica un tuit alarmada porque considera rigurosas y excesivas las medidas tomadas por el presidente constitucional de la República, Nicolás Maduro, en virtud de la pandemia que amenaza hoy al mundo entero y que ha acabado ya con la vida de casi una veintena de miles de seres humanos.

Publicidad

No es el texto más resaltante de muchos que ha publicado la gente de la oposición, referidos al mismo tema del coronavirus, entre los que destacan: el del dirigente opositor que acusa demencialmente al primer mandatario de ser el creador del virus; el ya clásico en circunstancias similares del aguerrido ultraderechista que implora al cielo porque el mal se expanda a lo largo y ancho del país para que acabe con la vida de todos los chavistas; y el del ingenuo que dice no entender por qué en una situación tan delicada como ésta no está su presidente imaginario, Juan Guaidó, al frente de la articulación de los operativos del Estado en esta batalla.

Ni se diga la infinidad de mensajitos opositores inventando estadísticas de falsedad que buscan quebrantar la credibilidad y la fe del pueblo en la capacidad del Gobierno revolucionario para enfrentar la crisis, ni los que usan la coyuntura como justificación para el más vulgar y horrendo oportunismo político, buscando hasta debajo de las piedras algún error con que justificar su ataque al presidente y a todo lo que tenga que ver con la revolución.

Sin embargo, el texto de la periodista que se queja de lo excesivo de las medidas de prevención y combate al coronavirus es digno de la mejor ubicación en el ranking del cretinismo opositor, porque expresa mejor que ninguno la más irracional y acabada lógica oposicionista de un sector que, por muy ilustrado que parezca, jamás transige ni comulga en lo más mínimo con ninguna idea o propuesta del chavismo, así se trate del niño Jesús Bendito en los brazos de María Gabriela Chávez.

Es esa forma retrógrada del pensamiento político que lleva directamente a elucubrar ¿qué haría ese sector de irracionales si al presidente Maduro se le llegara a ocurrir pedirles en cadena nacional que no se suiciden?

Publicidad

¿No sería esa una ingeniosa fórmula para detectar (y disminuir) los verdaderos niveles de irracionalidad en la oposición?

Publicidad
×