Panóptico totalitario global

Una confrontación paradigmática se encuentra en pugna para establecer el nuevo nomos de la tierra. El modelo unipolar (Imperium) en pugna, que creíamos vencido por la multipolaridad, hoy se establece con nueva piel desde el poder suave pseudocientífico y ajurídico, desplazando incluso instancias no democráticas (Consejo de Seguridad de la ONU), sustituyéndolas por un panóptico global: maquinaria de vigilancia exterior e intervención interior vía programación, afectación endocrina y genética, ingeniería biológica inversa, exopolítica para el control y aniquilamiento humano, orquestada desde el Estado Profundo denunciado por Eisenhower y JF Kennedy.

Panóptico no sólo prisión, también principio general de construcción, dispositivo de vigilancia, máquina de control universal de las concentraciones humanas (JA Miller), modelo del mundo utilitarista de Bentham, donde todo es calculado,  controlado, evaluado, examinado, para establecer un espacio de control totalitario.

Es la misma lógica a diferente escala: perseguir eternamente al virus maléfico, que brota y rebrota, con inteligencia inasible, incluso extraterrestre,  pretende imponer vacunas-chips y tatuajes electrónicos para movilizarnos.

Ya lo decía Kissinger el 25 de febrero de 2009 ante el Consejo de eugenesia de la OMS “una vez que el rebaño acepta las vacunas obligatorias, se acaba el juego, cualquier cosa, donación forzosa de sangre o órganos por el bien común será posible… podemos modificar genéticamente los niños y esterilizarnos por el bien común; controla las mentes de las ovejas y controlas el rebaño, los fabricantes de vacunas pueden ganar miles de millones y muchos de ustedes en esta sala son inversores, es un gran ganar, ganar. Disminuimos el rebaño y el rebaño nos paga por su exterminio”.

Si somos patriotas, debemos oponerles nuestra ciencia: Sirio Quintero y su nanotecnología, la Fundación Keshe y su tecnología plasmática, Carlos Álvarez y su medicina regenerativa con alimentos, el doctor Gracián, sus plantas medicinales y alimentación adecuada.

Desde la República Bolivariana de Venezuela, frente a las pretensiones de estos grupos élites que desconocen los principios elementales de la democracia decimos: la única ideología es ciencia y tecnología propia, tierra, agua, vida, patria y familia. No se equivoquen con nosotros y nosotras.

Enlaces patrocinados