Paranoia

Se origina en el país cuando se aprueba una ley cuyo único objetivo es iniciar un proceso que permita desarrollar Politicas Antibloqueo.

Esta coyuntura de terror se inició cuando el presidente Obama declara en 2015 a Venezuela, “amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Él lo hace como “política normal” que produce sanciones. Tiene antecedentes: Siria, Irán o Birmania. Países que tampoco gozan de buenas relaciones con EEUU.

A paso seguido, el vocero de la Casa Blanca Josh Earnest, lo justifica: “Y ahora tenemos herramientas para bloquear sus activos y el uso que hacen del sistema financiero de Estados Unidos”. Obvio salvajismo.

Un dato demuestra los efectos que esto a tenido en nuestra vida; Ejemplo, la caída de los ingresos de nuestra economía. En 2014 eran de $ 59.000 millones. En 2020 llegan a $ 39 mil millones. O sea, hoy, se recibe 1$, por cada $100 que teníamos en el 2015.

Por ello desaparecieron todos los recursos para atender las necesidades básicas (luz, agua, gas, alimentos medicinas, transporte) todo se esfumó. Y anuncia caos.

Esta política de USA se concretó con las medidas de bloquear a todas nuestras importaciones. Según Trump, vía para “ahogar el país” y poder “doblarle el brazo” y sacar del poder al Gobierno de Venezuela. Situación, hoy, extrema. Y es causa que justifica poner en vigencia esta Ley Antibloqueo.

El primer efecto que causa la ley es el desarrollo en la oposición política de Venezuela de un clima social de paranoia. Las redes sociales son el vehículo privilegiado para animar el terrorismo. Lograr que la oposición y sus voceros, según Freud (1911), afectados de paranoia intenten reconstruir su mundo y su realidad, de modo tal, que al menos puedan volver a vivir dentro de un universo ficticio.

Es reconstruir el mundo como delirio. Sin haberse publicado la ley: intentan crear una visión demoníaca, de la realidad. Ley cuyo objetivo es evitar que nos roben Citgo. Devuelvan el oro y los depósitos en los bancos controlados por USA.

Existen países que tienen leyes contra el bloqueo: Cuba, Irak, Rusia, repúblicas a quienes USA declaró la guerra sin que ellos los hubieran amenazado.

Que la ley tenga vacíos. Se atreva a innovar. Chocar contra la ortodoxia política, es probable. Pero, no hay duda, la paranoia no será la conducta que nos pueda ayudar a superar las diferencias de su interpretación. Sólo el diálogo es vía para mejorar su aplicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí