Plan (saqueo al) país

A nadie debe sorprender que los enviados de Guaidó a Cúcuta se hayan robado la plata, que supuestamente estaba destinada a pagar los gastos de los desertores que cruzaron la frontera con la promesa de un pago en dólares. Estaban tan seguros de que con presiones y sobornos lograrían fracturar a la Fanb, que ni siquiera pensaron en tener que cumplir lo prometido.

La organización de un concierto en la frontera fue vista como “dinero fácil”. Sencillamente, recogerían las “donaciones” y el dinero robado a la nación, y luego no habría problema en repartirlo y gastarlo, pues cuando la “ayuda humanitaria” cruzara la frontera, aquí se armaría una sampablera de tal magnitud que el Gobierno caería y ya nadie se acordaría de esos reales.

Esta forma de gestionar los recursos por parte del personal del autojuramentado no es más que una pequeña muestra del saqueo que pretenden perpetrar las petroleras gringas y la oligarquía criolla a través del “plan Guaidó”.

Aun cuando no han logrado tumbar a Maduro, la otra parte del plan, la más importante, sí ha avanzado. A Washington le importa menos quién atiende el teléfono en Miraflores que el hecho de poder controlar tanto la producción y comercialización petrolera venezolana como los activos financieros del país.

Por algo las únicas “acciones de gobierno” de Guaidó han sido: nombrar juntas directivas de Pdvsa y Citgo, pagar intereses del bono 2020 de Pdvsa, pedir la retención de fondos líquidos de la nación en bancos internacionales y el bloqueo a los despachos de crudo de Pdvsa.

Para Washington, con eso “van bien”. La prioridad petrolera de EEUU en el escenario actual es vender el crudo norteamericano, manteniendo a raya a Rusia y a Irán, y a Pdvsa desmantelada. Quebrar nuestra empresa petrolera es el objetivo de Guaidó. Intentarán llevarla a una situación de cero ventas, y el dinero “congelado” se lo repartirán los acreedores. Los restos de ese reparto es lo que lograrán recoger Juan Guaidó y compañía.

Tal como sucedió en Cúcuta, la oposición está más pendiente de la plata que de las acciones políticas que “sirven” para tapar el saqueo. Por eso siempre el tiempo les revela las costuras y vuelven a caer en el hueco político del que no han logrado salir en los últimos 20 años.
@ÁngelDanielCCS