InicioOpiniónPropaganda negra contra Rusia

Propaganda negra contra Rusia

Desde el inicio de la actual guerra contra Rusia en Ucrania, el Gobierno de EEUU y sus secuaces tenían previsto el uso de la propaganda negra para intentar el aislamiento del país eslavo y dañar su reputación internacional.

La propaganda negra es aquella basada en la mentira y en fuentes no confiables que ha sido ampliamente usada por la CIA contra sus víctimas. No sorprende que el Gobierno marioneta nazifascista de Kiev siga el plan trazado por sus jefes y haga uso también de este tipo de propaganda y que escoja como uno de sus temas principales la situación de los niños, en lo cual la CIA acumula una larga experiencia. Basta recordar aquella operación Peter Pan contra Cuba que logró sacar cruelmente a miles de niños sin sus padres, basada en la mentira de que el Gobierno cubano iba a suprimir la patria potestad de los niños cubanos.

Basado en groseras mentiras, el Gobierno ucraniano fabricó un expediente fraudulento de supuestas deportaciones arbitrarias de niños ucranianos practicada por el Gobierno ruso en medio de la operación militar especial.

Tal expediente basura sirvió de base a la Corte Penal Internacional (CPI) para emitir una orden de captura contra el presidente ruso, Vladimir Putin. El Gobierno ruso denunció que tales acusaciones no tenían sustento en pruebas y fuentes creíbles. Occidente hizo caso omiso y continuó legitimando el fraude del Gobierno ucraniano, que incluso creó un portal de internet, denominado “Niños de la guerra”, para facilitar mejor esa propaganda negra.

Pero, tal como se dice, la mentira tiene “patas cortas”, y ahora le acaban de reventar en la cara al Gobierno ucraniano sus propias mentiras, ya que se acaba de demostrar que un grupo de 160 niños ucranianos denunciados como “secuestrados” por los rusos, en realidad, estaban en Alemania.

Esto demuestra, una vez más, lo inverosímil de los cargos presentados contra el presidente Putin y la comisionada para los Derechos del Niño Lvova-Belova por la CPI, y el vergonzoso doble estándar, pues mientras el Gobierno israelí, en complicidad con el gobierno de EEUU, asesina a miles de niños palestinos en Gaza, ninguno de sus gobernantes es requerido por la CPI. Pero así es el “orden basado en reglas” de los globalistas rusófobos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí